RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 20 de may de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Judiciales 08.10.2023

ALLANAMIENTO ILEGAL

Rosario: Condenaron a perpetua a un policía que mató a un vecino

Se trata del oficial Miguel Ángel Yaskievicz, quien en 2018 fue felicitado por el entonces ministro de Seguridad de Santa Fe por haber socorrido a un bebé que no podía respirar

Fuente: Infobae

La Justicia de Santa Fe condenó a cadena perpetua a un policía de Rosario por asesinar a un vecino durante un allanamiento ilegal en 2021. El oficial ingresó a la vivienda de la víctima, junto a otro compañero de la fuerza, quien ya había sido enjuiciado por encubrimiento.

 

La decisión estuvo a cargo de los jueces Lorena Aronne, Gonzalo López Quintana y Carlos Leiva, quienes encontraron culpable de homicidio doloso calificado al oficial del Comando Radioeléctrico de la ciudad santafesina Miguel Ángel Yaskievicz, de 46 años.

Según la información a la que pudo acceder Télam, el hecho por el cual fue condenado sucedió el 13 de enero de 2021, cuando él y su compañero Juan Moretti fueron comisionados por la central 911 a un domicilio de Patagones al 4100 de Rosario, ante una denuncia de amenazas calificada en un contexto de violencia de género.

El relato que había recibido el servicio de emergencias hablaba de una persona armada, tal como se planteó en el debate oral del juicio. En consecuencia, los policías patrullaron la zona y obtuvieron el dato de dónde podría estar la persona buscada: una vivienda ubicada en Pasaje 1891 al 4900.

 

De acuerdo con la acusación del fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta, ambos ingresaron al domicilio de manera ilegal. Tras atravesar el patio delantero, derribaron las dos puertas con las que se encontraron en el interior del domicilio.

Luego, ingresaron a una habitación que tenía las luces apagadas; allí, se encintraron con un hombre que intentaba defenderse con un machete. Se trataba de Rafael Venialgo Acosta, un albañil que era padrastro de la persona que ellos buscaban inicialmente.

 

Yaskievicz disparó dos veces con su escopeta antitumultos y una de esas balas impactó en el rostro de Venialgo Acosta. La víctima intentaba defenderse de lo que creía que era una entradera.

 

 

 

 

A la derecha, Miguel Yaskievicz, junto al policía con el que salvó a un bebé que no podía respirar en 2018

En el domicilio también se encontraba la mujer del hombre, quien, también pensando que se trataba de un robo, ya había llamado a la policía mientras los oficiales ingresaban a la vivienda. Así, todo lo que sucedió quedó grabado, puesto que arrojó su celular debajo de un mueble para evitar que se lo robaran. “Tirate al piso”, se escucha decir a un hombre antes de que suene la detonación de un arma, en línea con la información del medio local Rosario3.

Venialgo Acosta murió 40 minutos después del hecho cuando era trasladado al hospital. En simultáneo al crimen, el hijastro de la víctima se había presentado en una comisaría.

El policía Moretti, en cambio, había dicho que ambos habían ingresado a la vivienda luego de perseguir a dos hombres que escaparon hacia el domicilio. En ese sentido, en el acta del procedimiento sostuvo que, dentro de la casa, se produjo un forcejeo y que a Yaskievicz se le disparó el arma. Sin embargo, el fiscal Spelta logró comprobar las inconsistencias entre el hecho y el relato del agente.

De igual forma, el compañero del asesino terminó confesando que habían falseado los datos del acta, al tiempo que aseguró que fue amenazado por Yaskievicz para que no contara lo sucedido.

Por esto mismo, fue condenado en abril de 2021 a 3 años de prisión en ejecución condicional y 6 años de inhabilitación por los delitos de encubrimiento doblemente agravado, falsedad ideológica y allanamiento ilegal.

En 2018, el Yaskievicz se había hecho conocido por haber socorrido a un bebé que no podía respirar; incluso, en esa oportunidad, el entonces ministro de Seguridad de Santa Fe lo había felicitado por su proceder. Ahora, fue condenado a perpetua por los cargos de homicidio calificado por abuso de su función, agravado por el uso de arma de fuego y allanamiento ilegal.

 

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”

Beethoven