RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 26 de may de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 25.05.2023

Copa Argentina: Rosario Central goleó a Central Norte

Central goleó 4 a 1 a Central Norte de Salta, lo definió con un gol en contra para un final tranquilo. Ahora, Chaco For Ever en 16avos de final

Fuente: LA CAPITAL

El gol de la tranquilidad. Mallo salta más alto que todos y estampa un soberbio cabezazo para el tercero de Central ante Central Norte. Buen debut en Copa Argentina.

Con poquito, Central se salió con la suya. Porque lejos de marcarle una clara diferencia a Central Norte de Salta desde el juego, sí lo hizo decididamente desde el resultado, que en definitiva es lo que cuenta en partidos de este estilo, de eliminatoria directa. Desde ese lado una tarde redondísima para este Central de Russo que logró el cometido de arrancar el camino en Copa Argentina con el pie derecho y sin demasiados problemas para meterse en los 16avos de final, donde lo espera Chavo For Ever. Eso sí, imposible no reconocerle al equipo el mérito de reponerse a la adversidad, sabiendo las ataduras que eso genera cuando un equipo de menor nivel pega primero. Lo cierto es que el canalla desató una fiesta en San Nicolás después de esas incógnitas del primer tiempo. Un 4 a 1 de parte de Central para cumplir ni más ni menos con lo que debía: deshacerse del luchador pero limitado Central Norte y posar la vista un poco más allá.

Un partido con un trámite, en el arranque, tal como se esperaba, con Central manejando e insinuando y con un Central Norte parapetado cerca de su área. Y fue ese planteo el que le nubló la vista al canalla porque le costaba entrar. Hasta tres cuartos la llevaba prolija, pero en los últimos metros no había caso. Por eso recién a los 10’ Campaz pudo probar los reflejos del arquero Caprio, con un remate cruzado. A partir de ahí Central siempre fue más, aunque aferrado a algunas desatenciones en el retroceso, sobre todo por el carril izquierdo, donde Coyote Rodríguez no marcaba y Campaz no retrocedía. En una de esas Leonardo González, solo por ese sector, eligió el remate al arco cuando tenía a Vera solo dentro del área. Un toque de atención.

Pero la diferencia de velocidad comenzó a notarse, sobre todo del lado de Giaccone, a quien también le costaba en la puntada final. Igual. Encima, la imprecisión de Ortiz y Mac Allister hacía todo un poco más complicado. Giaccone lo tuvo con un zurdazo fuerte al primer palo, Candia tras una asistencia defectuosa de Campaz, Ortiz con un remate muy fuerte desde afuera del área y Malcorra, solo, después de que Mac Allister no se animara a pegarle, con el arco de enfrente.

Central Norte se remitía solo a aguantar y sacar alguna contra o también a alguna pelota parada. Y Central colaboró con esa apuesta, por la falta de Ortiz sobre González cerca del área. Tiro libre de Vella que pasó por el medio de la barrera y Broun nada pudo hacer. Sorpresa y media en San Nicolás, con un Central que recibía más apoyo que nunca de sus hinchas, pero que no reaccionaba.

Le llevó 10 minutos esa reacción, en esa jugada en la que Campaz jugó para Candia y fue a buscar el pase en cortada, por izquierda, tras el buen rebote del uruguayo. Remate seco al primer palo, gol y delirio en las tres cuartas partes del estadio. Todavía era poco, pero era lo necesario antes de irse al descanso.

Y esa tranquilidad sin dudas jugó su partido, porque Central salió sin tantas presiones, aunque no del todo suelto, lo que hizo que Central Norte de a ratos, llamativamente, le manejara la pelota. Pero todas fueron del canalla en ese segundo tiempo. Porque Campaz lo tuvo solo por izquierda tras un gran pase de Giaccone, pero falló, porque Caprio le ahogó el grito a Mallo en un córner. Hasta que llegó ese centro de Campaz que Suraci metió en su propio arco. Fue “el” momento de calma en el partido para Central.

Allí el canalla pudo bajar las revoluciones y jugar más con la cabeza que con los pies, aunque siempre fue por más, ya con Bianchi en cancha. Pero siempre con Campaz como el protagonista en cada avanzada. Hasta que la posta la tomó Malcorra en las pelotas detenidas. Porque de dos córners que echó llegó el cabezazo de Mallo primero, que prácticamente selló el triunfo, y el de Cortez después, en el final, para el cierre del telón.

El 4-1 fue letal, pero no debe resultar engañoso. Central jugó un partido incómodo, al que le costó resolver plenamente en el juego, pero en el que fue tremendamente expeditivo en el resultado. En definitiva, se salió con la suya.

 

 

 

 

 

“El poder es como un violín. Se toma con la izquierda y se toca con la derecha”

Eduardo Galeano