RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Vie, 12 de abr de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

¡URGENTE! El Indec informó que la inflación de marzo fue del 11%

Judiciales 11.02.2023

Blas Cinalli: "No entiendo por qué tienen tanto odio hacia nosotros"

Uno de los ocho rugbiers condenado por el crimen de Fernando Báez Sosa rompió este viernes el silencio. "Estamos pagando desde el primer día", afirmó.

Fuente: Minuto Uno

Blas Cinalli, uno de los ocho rugbiers condenado por el crimen de Fernando Báez Sosa, rompió este viernes el silencio tras el veredicto y negó que haya habido un plan para matar al joven que tenía 18 años cuando fue asesinado en Villa Gesell.

"No ideamos un plan para matar a Fernando (Báez Sosa). No hubo roles, eso nunca existió", aseguró Cinalli en comunicación con Crónica TV.

Además, el rugbier sostuvo que él junto a Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi están "distanciados" del resto de los condenados.

"Ayrton, Lucas y yo estamos un poco distanciados de los otros chicos", sostuvo.

Desde la Alcaidía de Melchor Romero, donde se encuentra tras haber sido condenado a 15 años de cárcel por su participación en el crimen de Fernando Báez Sosa, Blas Cinalli se comunicó con los medios para pedir que "dejen de hablar pestes" de sus amigos, y confirmó que está "un poco distanciado" de los cinco rugbiers que recibieron penas de prisión perpetua.

Cinalli, de 21 años, envió una serie de mensajes de texto al canal Crónica TV que fueron publicados este viernes al mediodía. En uno de los chats solicitó: "Hola. Quería decirte si nos harías el favor de dejar de hablar pestes de mí y de cada uno de mis amigos, ya que nadie ni ninguno de todos nosotros te faltamos el respeto a vos".

"No entiendo por qué tienen tanto odio hacia nosotros", subrayó el joven de Zárate mientras veía el tratamiento del juicio y castigo por el crimen de Fernando Báez Sosa a través de una pantalla de televisión.

"Perdón ya pedimos, seguro no se soluciona nada con eso pero al menos pedimos perdón por este hecho que pasó, nos escrachan por todos lados. Dejen vivir, no tenemos vida, viven hablando mal de nosotros. Cortenla, pagar ya estamos pagando desde el primer día", sentenció.

El pedido de disculpas formulado por cada uno de los rugbiers durante sus palabras finales antes de ser condenados, el 6 de febrero pasado, deberían haber calmado el tratamiento que el grupo recibió no sólo por parte de los medios sino también de la sociedad. Al menos así lo consideró Cinalli cuando afirmó que "ya es hora de que este odio inmenso se termine"

"Sí, obviamente fue un hecho horrible, pero yo creo que nosotros ya estamos pagando desde el día uno", agregó acerca del momento en enero de 2020 cuando el grupo de Zárate se despertó rodeado de efectivos de la Policía bonaerense en la casa que alquilaron en Villa Gesell.

"Yo sólo quiero que la gente sepa eso, y que ninguno de nosotros ideó un plan para matar a ninguna persona. No hubo roles, esas cosas nunca existieron. No quiero que me quieran pero sí quiero dejar de recibir tantos insultos y me haría muy bien que estos mensajes los vea la gente", resumió Cinalli, quien había hecho declaraciones similares a lo largo del juicio que se desarrolló en Dolores durante todo enero de 2023.

Como el joven fue condenado a una pena de 15 años de cárcel, al igual que Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, es muy probable que sean trasladados en breve a un penal diferente del resto del grupo, que tiene por delante condenas a perpetua.

"Ayrton, yo y Lucas (sic) estamos un poco distanciados de los otros chicos. No te voy a decir que super peleados pero sí distanciados de palabra", afirmó Cinalli en su comunicación con el canal de televisión.

La declaración podría ser parte de una nueva estrategia de la defensa de los jóvenes para modificar sus sentencias.

"Máximo seguramente lo lleven hacia otro lado. Sinceramente no sé a dónde, pero sé que lo van a trasladar a otro lado y va a estar solo. Rosalía (la madre de Thomsen) quiere llevarlo (sic) a Campana pero no se sabe", convino Cinalli en referencia a la presión que la familia de Máximo Thomsen puede llegar a ejercer sobre el Poder Judicial y el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

"Aunque yo creo que nunca nos van a poner con otros presos porque podrían hacernos daño y por eso casi nadie quiere recibirnos en la cárcel. Pero quizás sí vamos a Campana los tres. Y los de perpetua hacia otro lado. Para mí sería muchisimo mejor (seguir) juntos, pero bueno, hay peleas a veces y si la ley dice que nos tienen que separar será así", comentó.

“No hay daño tan grande como el del tiempo perdido”

Miguel Angel