RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 03 de dic de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Deportes 03.08.2022

Liga Casildense: un jugador quedó en una riña y afirma que un hincha le cortó un dedo

El futbolista de la Reserva de 9 de Julio de Arequito quedó acorralado contra el alambrado en proximidad de la hinchada de Racing de Villada, mientras algunos lo retenían. Al escapar de la golpiza notó la lesión en su mano

Fuente: Rosario3

En la tarde del domingo, se produjo un hecho escandaloso en la Liga Casildense. Un jugador quedó atrapado contra el alambrado en una gresca y asegura que desde la hinchada rival le cortaron un dedo. El hecho ocurrió en el partido de Reserva entre 9 de Julio de Arequito y Racing de Villada, que finalmente fue suspendido por incidentes.

Si bien no está del todo claro cómo fue el hecho, una de las hipótesis es que al jugador de 9 de Julio lo sujetaron entre dos personas de la hinchada rival y él, al hacer fuerza para salir, se cortó la falange del dedo con el alambrado. De todos modos, el jugador sostiene que alguien desde el otro lado se lo cortó.

“Tuve que ir al quirófano, me tuvieron que coser. Me encimaron un par de jugadores contra el tejido y me presionaban. Sentía que me estaban cortando, me apretaban con algo. Cuando hago fuerza y saco la mano veo que tengo un pedazo de dedo menos”, dijo Jonatan F., la víctima.

 

 

 

 

 

En el mismo sentido, el futbolista de 9 de julio de Arequito agregó: “Psicológicamente estoy mal porque no puedo creer que por un partido de fútbol yo termine con un pedazo de dedo menos”.

Sobre cómo se produjeron los hechos, el agredido explicó: “Había un jugador de ellos que le quería pegar al árbitro y me lo llevo para calmar. En ese momento vino uno y me pegó. Caí contra el alambrado y ahí fue que me apretaron”.

Al parecer, el partido transitaba los últimos minutos del encuentro, cuando el árbitro amonestó a un jugador de 9 de Julio y expulsó a uno de Racing de Villada. En ese momento, se desató una gresca entre los jugadores, que terminó cerca del alambrado de la hinchada visitante. El juez del partido denunció agresiones por parte de jugadores y cuerpo técnico de Racing.

Por su parte, el presidente de la Liga Casildense, Flavio Ocanto, se refirió a los hechos: "Esta problemática de violencia es muy grave y preocupante. A mi me quitó las ganas de seguir", dijo ante los micrófonos de Radio Casilda.

"Estamos viendo la manera de calmar un poco a la gente y tenemos que arrancar con los dirigentes, los cuerpos técnicos y desde esa base arrancar para calmar al resto de los jugadores y público", dijo la maxima autoridad de la Liga.

 

 

VAYAS DONDE VAYAS