RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 17 de ago de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Ciencia y Tecnología 31.03.2017

El cráter que revela cómo era la Tierra hace 200 mil años

El cráter de Batagaika, en Siberia, posee un crecimiento promedio de 10 metros al año, logrando incrementar el tamaño a mayor temperatura. Los detalles de un registro geológico que servirá para conocer el impacto del calentamiento global.

Fuente: Infobae

Los científicos lo han definido como una ventana única al pasado. Un gigante que expone lo que fue, aquello que sucedió y quedó sepultado debajo de varias capas de tierra. Vaya paradoja, que es justamente la Tierra la que se ve expuesta por un cráter siberiano que detalla y permite formar un registro de lo aconteció hace 200 mil años.

Los pobladores locales la bautizaron como "una puerta al infierno". El cráter Batagaika, con el correr de los últimos años, emergió en forma dramática del terreno en Siberia y logra descubrirse aún más a medida que el hielo se sigue derritiendo en un suelo permanentemente congelado.

Algunos pobladores locales prefieren evitarlo y lo llaman "una puerta al infierno". Pero los científicos aseguran que se trata de una ventana única al pasado, un registro detallado de 200.000 años de historia de la Tierra. Como un gigante que comienza a mostrar lentamente su cabeza, el cráter Batagaika ha venido emergiendo en forma dramática del terreno en Siberia.

Actualmente el Batagaika tiene un kilómetro de ancho y 85 metros de profundidad. La pared del cráter ha crecido un promedio de 10 metros al año. Pero en años de mayor temperatura el incremento ha sido de hasta 30 metros, según un estudio del investigador alemán Frank Gunther y del Instituto Alfred Wegener en Potsdam, Alemania, que han monitoreado el sitio por satélite durante una década.

Las capas de sedimento expuestas revelan cómo fue el clima en la región durante 200.000 años, según los científicos. El cráter representa una rara ocasión de mirar al mismo tiempo al pasado, al presente y al futuro. Restos de árboles, polen y animales demuestran que antiguamente la zona fue un bosque denso.

Este registro geológico puede ayudar a comprender cómo será en el futuro la adaptación de la región al calentamiento global. También que la aceleración del crecimiento del cráter es un indicador inmediato de este fenómeno.

Reconstruyendo los cambios ambientales del pasado los científicos esperan predecir cambios similares en el futuro. Hace 125.000 años, por ejemplo, tuvo lugar un período interglacial, con una temperatura varios grados superior a la actual.

Biden promulgó su ley clave para el cambio climático y la salud con impuestos a empresas