RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Vie, 02 de dic de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Deportes 08.08.2016

MERCADO DE PASES

COLÓN SE QUEDÓ SIN NOMBRES PARA EL ATAQUE

 Se descartaron todos los nombres pedidos por Montero. Algunos esperan algo de Europa o México; otros piden cifras disparatadas y al resto, sus técnicos no lo dejan salir.

Por: Agenciafe/ElLitoral /

 
La agenda de nombres se fue haciendo grande desde junio (fecha de las elecciones y del inicio de la gestión Vignatti). El primer apuntado fue Mauro Matos, a quien se le hizo un importantísimo ofrecimiento, pero Newell’s levantó la apuesta, ofreció más y se lo llevó. A partir de allí, los nombres se fueron sumando. Y las dificultades también.


La segunda obsesión, descartado lo de Matos, fue Diego Vera. Los dirigentes de Colón negociaron con Moyano, pero apareció Gabriel Milito en escena. Si bien el objetivo del entrenador de Independiente es recuperar a Denis y, de hecho, lo viene poniendo como titular; y más allá también que tiene varios jugadores en ese puesto (Benítez y Albertengo, por mencionar sólo dos opciones), la respuesta del técnico rojo fue contundente: “Vera no se va, déjenlo que va a jugar”.


El mismo viernes, tal cual anticipó El Litoral, José Vignatti se reunió con Paolo Montero y le dijo que esa opción ha sido descartada. Como también se cayeron dos opciones más que tenía el entrenador —una de ellas la de un extranjero cuyo pase fue valuado en 4 millones de dólares— y la realidad es que hoy Colón ha vuelto a fojas cero.


El tema de los cupos de extranjeros no es problema. Hoy Colón tiene cubiertos dos lugares: el de Iván Torres y el de José Leudo. La realidad indica que Emiliano García dejará en breve de pertenecer a la institución. Se le adeuda un dinero y el uruguayo, de nula participación en el año y medio que lleva en el club, se irá de Colón por lo cual se liberará otro cupo.


Se está buscando afuera y de hecho que surgieron algunas alternativas, tanto de Colombia como de Ecuador, Paraguay y Uruguay (es el caso de Pablo Olivera, el delantero que viene de jugar en México y que fue ofrecido).


Atrás quedaron también varios nombres que formaron parte de la lista de posibilidades pero que se descartaron, en algunos casos rápidamente. Uno de ellos fue el del “Trencito” Valencia, por ejemplo, que viene de jugar en Olimpo, Rosario Central y tuvo un último paso por Independiente. Su mejor momento en la Argentina se dio en Bahía Blanca, donde jugó 19 partidos y marcó 7 goles.


La idea de la dirigencia y de Montero es sumar dos delanteros y un volante más. A los siete rostros nuevos que ya cuenta la institución, se sumarían tres, razón por la cual se llegará a los diez refuerzos que el vicepresidente Patricio Fleming declaró a El Litoral en Houston, en ocasión de jugarse la Copa América de fútbol.


La cuestión es que se hace realmente complicada la llegada de delanteros. Las altas pretensiones en algunos casos, la posibilidad de que se vayan a un mercado más importante en lo económico (ya sea a un club grande de nuestro país o a Europa o México) o la negativa de los técnicos que lo tienen en sus planteles (como ocurrió con Vera y Milito), son los principales escollos que tiene Colón para sumar lo que le está faltando para completar el plantel.


A esto también hay que agregar la imagen que ha dejado el equipo en los amistosos, que ha sido realmente preocupante. Fueron tres 0 a 0, con equipos de igual o menor nivel, con una alarmante falta de gol. En el partido anterior, ante Patronato, el equipo generó algo. Esta vez, frente a los sunchalenses de Libertad, ni siquiera hubo claridad en los últimos 25 metros y mucho menos definición.


Hay un nombre que a más de uno seduce y es el de Ismael Blanco. El “Sungui” está en Barcelona de Ecuador y este club tiene una deuda importante con él. Se dice que, por un lado, Blanco presiona para que se le pague y que por eso pretendería quedarse.

Pero por el otro, las informaciones se contradicen y dan cuenta de una supuesta intención por abandonar Guayaquil. En este caso, la posibilidad de Colón no deja de ser tentadora para él, en el afán de un hipotético regreso a la Argentina para culminar su carrera (tiene 33 años).
VAYAS DONDE VAYAS