RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 22 de jun de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Información General 26.02.2016

LOS SUIZOS SE TOMARON EL BUQUE

Cerró la fábrica de lingotes de zinc y ácido sulfúrico en Fray Luis Beltrán

"Acá la variable era achicar costos por salarios y como saben que no los dejaríamos, optan por cerrar, pagar todo y partir", resumió Santillán, titular del Sindicato de Trabajadores Químicos y Petroquímicos. Quedaron sin empleo, 420 trabajadores.

Por: Agenciafe/Rosario 12 /

Glencore, la multinacional de origen suizo, cerró la fábrica de lingotes de zinc y ácido sulfúrico Ar Zinc SA, en Fray Luis Beltrán, y dejó sin empleo a 420 trabajadores. Cayó así un pilar de la producción santafesina en el cordón industrial, y quizás la principal fuente laboral de la ciudad que alberga su planta.

"Es otra muestra más de este menemismo moderno que es la etapa de Cambiemos: los suizos estuvieron mientras había plata y movimiento, ahora cambió el panorama entonces nos echan a todos y se van a hacer plata en otro lado, sin que el gobierno mueva un dedo para solucionar el problema", resumió Daniel Santillán, titular del Sindicato de Trabajadores Químicos y Petroquímicos de Beltrán.

Los ejecutivos de la empresa comunicaron la decisión irrevocable ayer en una audiencia realizada con el sindicato en el Ministerio de Trabajo de la Nación cuyas autoridades sólo oficiaron de testigos del cierre de la fábrica. En rigor, el eclipse de Ar Zinc se avecinaba en las últimas semanas, cuando se ofreció al personal retiros voluntarios y el subsidio por desempleo ($4.800) durante un año. Hasta ayer, el 90 por ciento de los administrativos y el 60 por ciento de los obreros había tomado ese ofrecimiento. El retiro iguala al 100% indemnizatorio, limitado a razón de $36.500 por año trabajado. Glencore pagará esos resarcimientos en tres cuotas.

La patronal fijó el principio del fin en la avería del horno de tostación, en noviembre pasado. Se negó a renovar ese bien de capital y arguyó que el plan de negocios tornaba inviable la empresa, y que los últimos tres balances fueron negativos. Lo cierto es que hasta el mes pasado, Ar Zinc había aceptado el incremento salarial de paritaria del 36,5 por ciento y el pago de un bono de 6000 pesos a fin de año. Ayer en la cartera laboral, los directivos alegaron un endeudamiento insostenible de la empresa.

Desde el sindicato, Santillán refutó ese relato. "Ellos son sus propios acreedores, que se prestan plata pero no se la devuelven y hacen caer una de sus empresas: porque Minera Aguilar, la principal proveedora de Ar Zinc, es de Glencore", planteó el gremialista. Y destacó que la tonelada de zinc se apreció en el mundo y que el grupo ganó en el país con la devaluación y con la quita de retenciones a la minería. "Siempre operó muy buen volumen, tanto en zinc como en ácido sulfúrico. Le vendía a Acindar, a Aluar, a varias empresas que trabajan con aluminio. Lo que pasa es que España y Brasil compiten fuerte últimamente, en mayor escala y con costos menores. Acá la variable era achicar costos por salarios y como saben que no los dejaríamos, optan por cerrar, pagar todo y partir", resumió Santillán cuando llegaba al portón de la planta, sobre ruta 11, donde los trabajadores presentían el desenlace.

La angustia llega hasta la intendenta beltranense, Liliana Canut, quien ve caer un contribuyente del Drei de 480.000 pesos al mes, indispensable para costear la masa salarial municipal que asciende a 2 millones de pesos. "Peligra el pago de sueldos", advirtió la radical.

Ar Zinc cumplió más de 55 años en el cordón, primero dentro del grupo Bunge & Born. Se hizo conocida como Sulfacid SA, hasta que en 2005 se incorpora al grupo Glencore International. A lo largo de su trayectoria se involucró en casos de corrupción, evasión fiscal y delitos contra el medio ambiente.

“El comienzo de la sabiduría es el silencio ”

Pitágoras