RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 20 de may de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Judiciales 25.02.2016

EN LA CIUDAD DE ROSARIO

El crimen del “Pájaro” Cantero será juzgado en audiencias orales

Así lo definió, tras idas y vueltas, la camarista penal, Georgina Depetris, que días atrás fijó esa modalidad para una causa que lleva más de dos años en curso. Claudio Cantero conducía a Los Monos hasta su muerte en mayo de 2013.

Por: Agenciafe/La Capital /

 Luego de un recorrido judicial con varias idas y vueltas, la causa contra los tres acusados de matar al ex jefe de la banda de Los Monos, Claudio “Pájaro” Cantero,  finalmente se debatirá en un juicio oral y público. La definición estuvo en manos de una camarista penal que días atrás fijó esa modalidad de trámite para una causa que lleva más de dos años en curso. Lo hizo al confirmar una decisión del juez de Sentencia Gustavo Salvador, quien en noviembre se opuso a un pedido común de la fiscalía y la defensa para juzgar el caso con la vieja modalidad escrita y aplicando una acusación más leve.
  La camarista Georgina Depetris compartió el criterio de l juez Salvador y, en una resolución escueta, convalidó la decisión de remitir el caso a un debate oral y público. Una instancia para la que aún deben resolverse pasos procesales, como fijar la fecha en que se hará y definir la integración del tribunal que conducirá esas audiencias. Los que llegarán como acusados al debate, detenidos en base a escuchas telefónicas y suficientes prueba indiciaria, según la fiscalía, son Luis “Pollo” Bassi en su carácter de instigador; Milton Damario, como uno de sus sicarios; y Facundo “Macaco” Muñoz, como otro de los ejecutores.
  Los tres están procesados por homicidio calificado por la alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, además de provocarle lesiones a un joven que acompañaba a Cantero la madrugada en la que lo mataron.

La discusión. La figura por la que los tres acusados llegarán a juicio prevé prisión perpetua. Pero la calificación legal es justamente el nudo de la discusión que se viene dando en la causa. Desde el año pasado, un defensor y la fiscalía a cargo de Hernán Paz dieron pelea para rebajar la imputación a homicidio agravado. Bajo esa carátula, con una pena más baja y que ronda los 11 años de prisión, el viejo sistema penal prevé un juicio escrito. En cambio, para la acusación más grave está prevista la modalidad oral que será la empleada finalmente.
  La primera vez que las partes realizaron su planteo fue ante el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola, luego del procesamiento de los tres inculpados. Estaba lista la remisión de la causa a juicio bajo la carátula más grave cuando el defensor de Bassi, Fernando Sirio, pidió la rebaja. El fiscal se adhirió argumentando cuestiones técnicas: señaló que no se respetaron pasos formales en la imputación —algo no advertido hasta entonces— y que esto habría afectado las garantías de los imputados. Dos veces el juez se negó a ese planteo.
  La discusión llegó entonces a la Cámara Penal, donde Depetris planteó que ese no era el momento oportuno para discutir la calificación penal, a lo que va directamente atada la modalidad de juicio. La jueza indicó que el pedido debía hacerse al iniciarse el trámite, en la etapa de sentencia o en los alegatos de apertura del juicio oral. Con el expediente ya en manos del juez Salvador y otro fiscal a cargo —Guillermo Corbella— las partes reiteraron el planteo. Pero en noviembre el juez lo rechazó con una serie de argumentos que ahora Depetris compartió.
  Salvador consideró que todos los pasos previos al juicio ya estaban cumplidos y por lo tanto la calificación del delito no podía retocarse. Dijo que el acto válido es la acusación que formuló el fiscal antes del juicio. Y que, por cuestiones de seguridad jurídica y celeridad, en este momento no se puede dar marcha atrás. De todos modos, remarcó, nada impide que las partes vuelvan a exponer su pretensión en las primeras horas del juicio. Y es lo que seguramente ocurrirá en la primera audiencia oral que se realizará para ventilar el crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, pero ya bajo la modalidad oral y a los ojos del público.
  Cantero era el líder indiscutible de la banda de Los Monos cuando fue ejecutado a balazos el domingo 26 de mayo de 2013, cerca de las 6 de la mañana, frente al boliche Infinity Night de Villa Gobernador Gálvez. Hasta allí había llegado Pájaro en compañía de dos amigos después de haber estado en otro boliche de la zona sur de Rosario. Entonces se apartó de sus compañeros para orinar frente al portón de un galpón vecino. En ese momento, frente a él se detuvo una Ford EcoSport gris oscura desde la cual bajó un sicario que descargó casi 15 balas 9 milímetros. Tres hirieron a Cantero y otro plomo alcanzó a su acompañante, Lisandro Mena, asesinado siete meses más tarde frente al casino. En los días siguientes al crimen de Cantero hubo cuatro homicidios en venganza.

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”

Beethoven