RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 20 de may de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 19.02.2016

EL CENTRAL DEL CHACHO COUDET ARRANCÓ NUEVAMENTE A TODA MÁQUINA

Rosario Central ganó los tres partidos que disputó y es uno de los líderes de la zona 1. El año pasado también tuvo un inicio feroz, que incluyó cinco victorias al hilo.

Por: Agenciafe/La Capital /

 Inicio de torneo feroz. A toda máquina. Eso es lo que está metiendo Central en los albores del Transición 2016. Se cae, indefectiblemente, en la idea de la implicancia que puede llegar a tener justamente un inicio en el carreteo posterior de un equipo, cuando las ansias de protagonismo son pronunciadas. Ahora, ¿sorprende lo que está haciendo el equipo canalla? No. Es que está llevando adelante un comportamiento no sólo futbolístico, sino también en cuanto a resultados similar al que protagonizó hace exactamente un año, cuando el ciclo de Eduardo Coudet comenzaba a dar sus primeros pasos. De allí la posibilidad que entrega el presente a la hora de entablar un cierto paralelismo. Es cierto, aquella vez fueron cinco triunfos de manera consecutiva y ahora van tres, pero el trazo grueso del andar permite remitir a aquella historia reciente.
  Indudablemente no es para cualquier equipo hoy en día correr a toda máquina por el carril que todos quieren transitar, que es el de la victoria. La paridad en el juego, más los enormes altibajos que sufre la gran mayoría hace que los puntos se repartan y que las victorias y las derrotas se conjuguen en igual medida. Este Central versión 2016 está ajeno a eso. Porque cree en lo que hace, lo ejecuta de la mejor manera y, hasta ahora, obtiene el fruto deseado.
  Y aquella verdad de perogrullo sobre que los arranques siempre son importantes, en esta ocasión se potencia. El formato del torneo, mucho más corto de lo habitual, hace que toda esa ventaja que se logre en el inicio pueda ser capitalizada cuando los equipos intenten calzarse el traje de candidato. A una mayor compresión en cuanto a fechas, más redituable será cada triunfo que consiga.
  Por donde hay que buscar también un hilo conductor en medio de esta historia es en la sabiduría y la capacidad de mantener, en gran medida, el nivel exhibido hasta fines del año pasado. Y en ese terreno Central les viene sacando unos cuantos cuerpos de ventaja a varios equipos. Sobran los ejemplos. River ya perdió, a Boca le está costando horrores reencontrarse consigo mismo, Independiente no termina de arrancar y Racing ya está quedando relegado. San Lorenzo es por ahí el que asoma como una de las mayores amenazas. Claro que todo esto también tiene que ver con un análisis al cual es imposible apartarlo del terreno de la especulación. Todavía hay tiempo para que aquellos que arrancaron bien se caigan y viceversa. Pero las tendencias generalmente tienen su grado de importancia.
  Esta vez, también la jerarquía de los rivales enfrentados cuenta. Haber pasado ya un clásico, con todo lo que ello implica, y sorteado sin mayores inconvenientes la resistencia de Independiente no parece ser poca cosa. Esto en comparación con lo que fueron los partidos ante Racing, Tigre, Crucero del Norte, Olimpo y Temperley en aquel inicio llamativo del 2015. Y un dato más. El miércoles, por ejemplo, el Canalla fue a Avellaneda sin su potencial máximo, amén de que varios de los titulares indiscutidos aguardaban en el banco de suplentes. A partir de ese recambio, al que el Chacho ya hizo referencia en más de una oportunidad, nace otro de los afluentes de este muy buen presente.
  Pero mas allá de los nombres, y de los triunfos propiamente dichos, también asoman ciertos comportamientos más emparentados con la madurez. Tal vez este equipo no tenga la misma intensidad que el anterior, pero colectivamente está haciendo cosas distintas. “Ya con el 2-0 a favor entendimos que había que guardar algo de físico por la seguidilla de partidos que tenemos y creo que los jugadores lo entendieron a la perfección”, dijo Coudet una vez consumada la victoria contra Independiente, dando a entender que hay determinados comportamientos que indefectiblemente deben ir acompañados más de la cabeza que de los pies.
  Cuando venga River, el domingo, habrán pasado cuatro fechas del torneo. Y un buen resultado, ¿podría ya establecer algún tipo de preferencia a la hora de elegir torneo o Copa Libertadores? Para Coudet será el día a día. De hecho el certamen continental aún no empezó para el Canalla. Pero la posibilidad de enhebrar la cuarta victoria consecutiva no será un dato menor. El del domingo será un nuevo capítulo de esta historia, pero hasta aquí el arranque ofrece un guiño demasiado cómplice. w

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”

Beethoven