RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 18 de may de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 19.02.2016

POMELO MATEO LA TIENE BIEN CLARA: "NEWELLS ESTÁ POR ENCIMA DE TODOS"

Mateo volvió a la titularidad luego de estar relegado en el ciclo de Bernardi. Fue uno de los destacados en la goleada leprosa. Lo primero para el volante es Newell’s.

Por: Agenciafe/La Capital /

 En la cancha va al frente con todo. Deja la vida en cada pelota. Es un guerrero nato, con el estilo que siempre tuvo. Lo suyo es batallar. Deja hasta la última gota de sudor regando el césped. Estas cualidades llevaron a Diego Mateo a ganarse el cariño de los hinchas. Más allá de lo tenaz, afuera de la cancha se muestra callado y, llamativamente, cuando habla lo hace sin rencores. Siempre destacando el aspecto positivo, al menos públicamente. Sin dudas que Pomelo tiene mucho por contar, sobre todo durante este tiempo en el que quedó marginado en el ciclo de Lucas Bernardi. Pero elige el silencio y mirar siempre hacia adelante. Porque “Newell’s está por encima de todas las personas”, dijo una de las tantas figuras que tuvo el equipo rojinegro en la goleada ante la Academia de Avellaneda.

  El club estaba en la búsqueda de un cinco que nunca llegó. El receso junto a la pretemporada fue largo y hubo más de dos meses como para conseguir ese volante central que quería Bernardi, pero todo quedó en el intento. Por eso aparecieron las improvisaciones con Marcos Cáceres primero y Fabricio Formiliano después. Y Mateo sentado en el banco de suplentes. El miércoles tuvo su reaparición, fue uno de los destacados y demostró que aún puede aportar lo que se le conoce más allá de que está cerca del retiro. La gente le demostró por enésima vez que hoy lidera el “aplausómetro” popular rojinegro. “El reconocimiento me llena el alma”, sostuvo con cierta timidez.
  Y agregó: “Es increíble lo de la gente, por el cariño que me brinda y el apoyo a todos los jugadores después de una dura derrota. Estábamos golpeados y nos sobrepusimos de esa situación”.
  Pomelo esta-
ba relegado y e-
se era un tema recurrente, más
allá de que un técnico es el que elige, y opta por los
jugadores más idóneos de acuerdo a su estrategia futbolística. Y Mateo no encajaba en el sistema, más allá de que ese sistema hacía rato se había caído. Igual, el volante tuvo palabras medidas y aceptó la determinación. “Uno siempre quiere jugar y se entrena para eso, es normal que quiera estar. Me tocó pelearla de atrás en otros equipos, este era el caso y acá hay que sumar para el grupo. Newell’s está adelante de todos, hay que trabajar por más que el técnico te ponga o no. Y pensar en el equipo”, admitió.
  “El grupo supo sobreponerse a la dura derrota del otro día (en el clásico contra Central). Hubo mucho sacrificio y esfuerzo. Y el triunfo nos ayuda a salir adelante. Fue clave. A partir de ahí empezamos a jugar bien. El equipo estuvo muy unido y tiramos todos para adelante”, reseñó el mediocampista oriundo de Roldán en el análisis sobre la levantada futbolística que tuvo Newell’s para golear y comenzar a buscar
el camino de los bue-
nos resultados después de un arranque complicado.
  Pomelo volvió a escena y lo hizo en el debut de Newell’s en el Coloso Marcelo Bielsa en este presente 2016. Y su regreso fue bien recibido por la masa popular, que se expresó ovacionando una y otra vez a un jugador que supo ganarse el respeto a puro corazón y garra. Algo que le estaba faltando al equipo y que el miércoles se contagió de esa entrega en la goleada contra Racing en el parque Independencia.

Pomelo piensa en disfrutar y no en el retiro

Mateo prorrogó su vínculo con Newell’s a fines de 2015 sin una fecha de vencimiento. Su cuerpo será el que defina hasta cuándo seguirá vistiendo la rojinegra. Lo que sí tiene en claro que podrá cumplir su viejo deseo de colgar los botines jugando en el Parque. Hoy no quiere pensar en el retiro sino en disfrutar “el día a día. En principio trataré de llegar al final del torneo lo mejor posible. Ahora sólo quiero recuperarme y estar a disposición para jugar con Boca. No quiero pensar mucho en mi futuro”.
  “El cuerpo tiene algunos achaques más, ja, y a veces cuesta recuperarse, pero el corazón está bien y con ganas. Estar acá, en mi segunda casa, reconforta y da ánimo para continuar”, aclaró el volante.
  Pomelo, a sus 37 años, apuesta a seguir disfrutando dentro de la cancha. Mientras el cuerpo aguante dará pelea con la rojinegra pegada en el alma.

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”

Beethoven