RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 25 de feb de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 17.02.2016

CENTRAL BUSCA SEGUIR CON EL ENVIÓN DEL CLÁSICO EN SU VISITA A INDEPENDIENTE

Coudet aún no confirmó el equipo para hoy, pero habría al menos tres cambios. Colman jugaría de titular. Central con el objetivo de mantener la racha positiva en la Zona 1.

Por: Agenciafe/La Capital /

 Los clásicos tienen algo especial. Los posclásicos también. No es lo mismo salir bien o mal parado de ese tipo de partidos, más allá de lo que venga no implique un correlato lógico, lineal. Si para Central lo del domingo ante Newell’s fue importante, lo que viene también lo es. Es que tanto se habla del espaldarazo que puede significar una victoria ante el rival de toda la vida que llegado el momento hay que hacer gala de ello. Y en este caso hay condimentos especiales. No es cualquier rival el que se presenta. A priori se trata de uno de los candidatos a quedarse con la zona 1. De allí la importancia de los 90 minutos de esta tarde-noche en Avellaneda, donde el equipo del Chacho Coudet intentará hacer pata ancha para dar otro salto de calidad. Algo así como un puñetazo sobre la mesa para reafirmar su chapa y gritar a los cuatro vientos que lo de las dos primeras fechas no fue fruto de la casualidad, sino que forma parte de una postura futbolística ambiciosa y, sobre todo, con fundamentos.

  Hay un envión lógico, insoslayable. Y no por el resultado (un triunfo) en sí, sino por la forma en el que consiguió. Porque fue con la pata flaca del primer tiempo, pero con respaldo de otros 45 minutos soberbios. Tampoco es un dato menor lo de la proximidad de un partido a otro. La relajación después de un clásico suele ser evidente, pero en esta ocasión no pasarán seis o siete días para demostrar si otra vez se entra en ese terreno de dudas. Serán sólo 72 horas las que separarán aquella victoria inobjetable con ese nuevo desafío. Un punto a favor para un Central que enfrente tendrá a un rival que jugará nada menos que la previa de su clásico, con todo lo que ello también suele implicar.
  Encima para el Canalla la relajación no es algo que merezca conjugarse con demasiada liviandad. La mayoría de los equipos tienen una agenda cargada, sólo que después de Independiente se vendrá nada menos que River y trascartón el debut en la Copa Libertadores (el 25, ante Nacional de Montevideo). Por eso la ocasión amerita el máximo de concentración en ese tránsito de pasos concretos y metas a corto plazo.
  Lo de la importancia del partido por la categoría del rival no es caprichoso. Todo lo contrario. Es que sumar de a tres implicaría sacarle ya cinco puntos de ventaja. Un plato decididamente apetecible, teniendo en cuenta que el Rojo no tiene Libertadores en su horizonte.
  Hay un mensaje claro, señales, que baja también del cuerpo técnico. Para el Chacho y sus colaboradores aún no es tiempo de una rotación plena (sí habrá algunas variantes que tienen que ver más por cuestiones físicas). Al menos de esas que se traducen casi como parte de una partida de ajedrez.
  En medio de un razonamiento lógico, Central llega con el ánimo por las nubes. Porque lo hace en condición de líder, con la posibilidad de potenciar su condición de favorito y aún con la victoria clásica como un verdadero propulsor. Pero de esto último habrá que intentar sacar provecho en su justa medida. Detenerse en lo que pasó hace tres días será contraproducente. Mirarlo de reojo sin dudas ayudará. Será cuestión de tomarlo como un punto de apoyo a partir del cual intentar seguir creciendo.

No le es fácil ganar tras un triunfo en el clásico

En el torneo Inicial 2013 Miguel Angel Russo cortó una racha de 13 partidos (8 empates y 5 derrotas) sin que Central pudiera ganar tras obtener un triunfo en el clásico, ya que el último triunfo canalla tras una victoria ante Newell’s había sido en el Nacional 1982, ante Central Norte de Salta. Aquella vez, con Russo, fue triunfo en Arroyito por 2 a 1 (Donatti y Encina) y victoria en Córdoba, frente a Belgrano (Luna). Después de eso el Canalla volvió a vencer a la Lepra en tres ocasiones y nunca más pudo lograr los tres puntos a la fecha siguiente.

“Los que no moderan pasiones son arrastrados a lamentables precipicios”

Andrés Bello