RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 18 de may de 2024
RECIBIR NEWSLETTER

Información General 02.02.2016

EN LA CIUDAD DE ROSARIO

Los médicos exigen más seguridad para trabajar en los barrios

Reclamo del gremio médico. El viernes pasado un hombre ingresó armado al dispensario ubicado en bulevar Seguí al 6500 y amenazó de muerte a todo el personal. El personal de Salud viene realizando marchas en reclamo de mayor seguridad para el sector.

Por: Agenciafe/La Capital /

 El Sindicato Municipal y el gremio médico (Amra) salieron a reclamar ayer que se replanteen las condiciones de seguridad de los centros de salud del municipio. Amra volvió a reclamar la presencia de personal de seguridad en todos los dispensarios, mientras que los municipales advirtieron que la sucesión de robos y agresiones que sufre el personal pone en jaque la prestación del servicio de salud en los barrios. "Si no nos brindan seguridad para hacer nuestro trabajo, el servicio no se presta más", advirtió el titular del gremio, Antonio Ratner.

Delegados de los servicios de atención primaria del municipio se concentraron ayer a la mañana frente a la Secretaría de Salud Municipal reclamando mayor seguridad para ejercer sus tareas. La situación desatada el viernes en el centro de salud de barrio La Lagunita, en Seguí al 6500, movilizó el reclamo del personal de salud: el viernes un hombre ingresó con un arma y amenazó a todo el personal (ver aparte).

"La situación fue muy grave", advirtió la secretaria gremial de Amra, Sandra Maiorana, y recordó que desde el año pasado el gremio está reclamando la incorporación de policías en todos los centros de salud, "tal como están en los hospitales, donde se redujeron notablemente las situaciones de violencia", apuntó.

La referente de Amra consideró que "la Municipalidad acepta poner seguridad privada o policías después de que se producen los hechos, cuando no tiene otra posibilidad porque la gente plantea que no quiere seguir trabajando", y advirtió que "cuando se producen hechos de violencia importantes, generalmente antes hubo otros robos y agresiones que no fueron atendidas".

El centro sanitario de zona oeste es uno de los 50 centros de atención primaria que el municipio sostiene en los barrios. Hasta el viernes era también uno de los espacios que no contaba con vigilancia. Según explicó el director de centros de salud, Fernando Vignoni, la mayoría de los dispensarios (unos 29) cuentan con servicio de seguridad privada, además de otros dos donde se contratan adicionales de policía.

La incorporación de personal de seguridad, explicó, depende de las características del barrio. "En los lugares en los que están los equipos han acordado su presencia y la valoran", sostuvo.

Y adelantó que el viernes tendrán una reunión con los delegados del sindicato municipal donde se revisará "lugar por lugar" la situación de los centros de salud para determinar si es necesario incorporar otras acciones para llevar tranquilidad a los trabajadores. "Ya veníamos revisando la situación desde hace un tiempo, pero hechos como este nos llevan a repensar las cosas", sostuvo.

"Casi moneda corriente". "Lo que pasó en La Lagunita no es un hecho aislado, más bien se ve cada vez con más frecuencia y resulta casi moneda corriente en los centros de salud", criticó el secretario general del sindicato municipal.

Ratner apuntó que "son reiteradas" las situaciones de enfrentamiento entre bandas en los que queda en el medio el dispensario o las peleas entre familias que concurren a los consultorios.

"No entendemos que quienes trabajan en el dispensario son permanentemente agredidos por los mismos que utilizan el servicio. Creo que se tiene que instrumentar algún programa de sensibilización para que los vecinos cuiden el centro de salud, pero eso debería implementarlo el municipio, porque nosotros prestamos un servicio y ellos tienen a su cargo la responsabilidad de brindar la seguridad para que las personas puedan trabajar; si no nos brindan seguridad para hacer nuestro trabajo, el servicio no se presta más", sostuvo .

Ratner advirtió que las situaciones de agresiones en los centros de salud son causa frecuente de pedido de traslado de personal. "Muchos prefieren estar en los hospitales, que es un lugar donde pueden estar un poco más seguros. En los barrios hay muy buenos vecinos, pero no quita que también se produzcan situaciones violentas que ponen en peligro la seguridad de las personas. Necesitamos una solución", indicó.

“¿Qué tiempos son éstos en los que tenemos que defender lo obvio?" ”

Bertolt Brecht