RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 04 de dic de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Información General 03.01.2016

VIOLENCIA QUE NUNCA TERMINÓ DE CEDER

A cuatro años del brutal asesinato de Patom, Mono y Jere, los reclamos continúan

Familiares de los jóvenes asesinados el 1º de enero de 2012 y militantes del Movimiento 26 de Junio, aseguran que "no hubo políticas públicas" para frenar los crímenes violentos en la ciudad de Rosario. El miércoles se movilizan a la Corte para que ratifique las condenas.

Por: Agenciafe/Rosario 12 /

A cuatro años del brutal ataque a balazos que terminó con la vida de tres jóvenes militantes sociales de villa Moreno, en el Año Nuevo de 2012, sus familias y compañeros del Movimiento 26 de Junio Frente Darío Santillán lamentaron que "no hubo cambios significativos con ninguna gestión del Ministerio de Seguridad provincial", para evitar las muertes violentas. En ese sentido, el concejal de Ciudad Futura y referente del M26, Pedro "Pitu" Salinas, apuntó a que desde el Ejecutivo santafesino "se eludieron políticas como controlar políticamente a la fuerza policial", que estuvo implicada en la causa por las muertes de Jeremías Trasante, Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patóm" Rodríguez, con personal acusado de encubrir a los sindicados asesinos. En ese sentido, agregó: "Las primeras declaraciones como ministro de (Maximiliano) Pullaro no fueron muy alentadoras al respecto". La lucha sigue en la calle este miércoles, con un reclamo para que la Corte Suprema de Santa Fe avale las condenas de los cuatro acusados en la causa.

"Cena a la Corte", es la actividad que preparan para este 6 de enero los padres, familiares, allegados y compañeros de militancia de Jere, Mono y Patóm. "Alrededor de las 19 estaremos nuevamente en las puertas de Tribunales, sobre calle Balcarce, para hacer una cena a la canasta, en recuerdo de nuestros compañeros. Habrá actividades culturales, música y un documental en el que se resumen estos cuatro años de lucha, en los que hicimos más de cuarenta marchas por justicia", recordó Salinas, quien estuvo desde el primer momento al frente de la lucha, junto a los padres de los pibes asesinados, que encabezaron cada movilización.

"En fechas como ésta sentimos que hace nada pasó todo esto, que faltan los pibes y que seguimos esperando a la justicia", se esperanzó el concejal.

La causa judicial pasó por todas las instancias. Tras ser procesados a fines de 2013, Sergio "el Quemado" Rodríguez, Daniel "Teletubi" Delgado, Brian "Pescadito" Sprio y Mauricio Palavecino, fueron condenados a penas que fueron de los 32 a los 24 años de prisión, en diciembre de 2014. Sin embargo, la defensa de los imputados apeló rápidamente la decisión del Tribunal del juicio oral y público, y la causa llegó a la Cámara Penal el año pasado. En esa instancia, tres camaristas evaluaron la situación de cada uno de los imputados, y únicamente confirmaron la pena del "Quemado", principal acusado de la matanza.

El revés para los familiares de las víctimas, estuvo en la decisión de absolver a Sprio, quien había sido condenado a 28 años de cárcel en primera instancia; y reducir las penas de Delgado y Palavecino. "Fue como si hubieran matado a los pibes de nuevo", dijo Salinas.

Ante ello, los padres y militantes no bajaron los brazos: en septiembre pasado, los abogados querellantes en la causa presentaron el escrito en el que reclamaron al máximo tribunal provincial que revoque o anule la absolución de Brian Sprio y, también, la merma de penas a los otros dos acusados, en el fallo firmado por los camaristas Georgina Depetris y Daniel Acosta. "La que impugnamos es una resolución profundamente errónea", expresa el recurso de inconstitucionalidad presentado en la Corte hace tres meses. En la queja, hablaron de "interpretaciones antojadizas y caprichosas" de los jueces; y apuntaron a "contradicciones, arbitrariedad y gravedad institucional".

Frente a ello, 2016 trae nuevas esperanzas para los allegados de las víctimas, que tenían 17, 19 y 21 años. Cada primero de mes salieron a la calle a recordar que "tres pibes inocentes" fueron asesinados por personas que "tuvieron respaldo" de personal policial para encubrir el hecho.

El triple crimen de Villa Moreno ocurrió alrededor de las 4 de la madrugada del 1º de enero de 2012, cuando un grupo de personas comandado por Rodríguez, en venganza del ataque a balazos que casi mata a su hijo una hora antes, abrió fuego contra los militantes, quienes se encontraban frente a la canchita de fútbol del club Oroño. Según la investigación del caso, los asesinos buscaban vengar el ataque previo en el que fue herido Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, aunque las víctimas no estaban relacionadas con el responsable de ese tiroteo.

"Desde aquel momento -enfetizó Salinas- nos cambió radicalmente la vida. Pasar las Fiestas, para nosotros es otra cosa. Extrañamos mucho a los pibes", dijo. "Hoy la Corte tiene en sus manos la decisión histórica de convalidar nuestra lucha por justicia. No es sólo una cuestión técnica. Estamos satisfechos con la lucha que dimos y buscamos que la causa sea completamente accesible a la sociedad, para que la sociedad supiera lo que pasaba ahí adentro, que los implique a todos. Sin embargo, la segunda instancia de esta causa echó por tierra toda esa pelea que dimos, no solo por las penas que habíamos conseguido, sino por la forma que planteamos de construir y pensar la justicia. Es necesario que las condenas se convaliden, sobre todo en una Rosario que tiene una altísima tasa de homicidios (224, en todo 2015)".

VAYAS DONDE VAYAS