RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 24 de ene de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Información General 02.01.2016

EL LUNES POR LA MADRUGADA

Analizan parar la captación de agua para retirar los camalotes de la toma

Assa estudia la posibilidad de hacer una limpieza manual. Esto afectaría la presión, pero el objetivo es optimizar la capacidad de la toma, ya que el retrobombeo actual para sacar la vegetación la reduce entre un 10 y un 15 %.

Por: Agenciafe/El Litoral /

 Desde que comenzó la crecida del río, que incrementó la presencia de camalotes en la zona, Aguas Santafesinas S.A. (Assa) trabaja para mantener desobstruida la toma de agua en el riacho Santa Fe.

 
Hasta ahora lo viene haciendo a través de la reversión de bombeo, es decir que en lugar de “chupar” el agua hacia la planta, las bombas funcionan al revés para que el agua cruda del acueducto vuelva al riacho y desprenda los camalotes. Esta operación reduce entre un 10 y un 15 % la capacidad de captación de la planta y perjudica la presión de agua, que es baja en varios puntos de la ciudad. 


“Si esto sucediera en invierno, una reducción del 10 % pasaría desapercibida. Pero a esta altura del año, con la altísima demanda que estamos teniendo, cada gota que se deja de producir es una gota que no llega al usuario”, explicó Guillermo Lanfranco, gerente de Relaciones Institucionales de Assa.


Por estas horas, desde la empresa están analizando realizar una limpieza de desobstrucción manual. “Por ahora seguimos con la limpieza de la toma con el retrobombeo, pero este lunes vamos a hacer algo más, con una operación mecánica y manual de limpieza. Posiblemente haya que parar la toma de agua, por eso estamos analizando si lo hacemos de madrugada”, adelantó Lanfranco.


El objetivo es optimizar el rendimiento en la captación de agua, que actualmente está perdiendo entre un 10 y un 15 % de su capacidad debido al retrobombeo. Si bien la limpieza manual frenaría la captación por un par de horas, luego se evitaría esa merma permanente. 

 

Reclamos


Consultado acerca de los reclamos de vecinos de barrio Sur por la escasa presión de agua, Lanfranco aseguró que las presiones en esa zona son “aceptables, casi normales” y dio como ejemplo que “barrio Centenario tenía las cisternas cargadas”. De todas formas no descartó que pueda haber problemas puntuales por el uso que haga cada vecino, lo que repercute en las viviendas aledañas (Ver “Consejos para usar el agua potable con responsabilidad” en la página siguiente).


Por otra parte, Lanfranco detalló que el 31 de diciembre fue un día “muy complicado por la altísima demanda que hubo”. Ayer, el consumo mermó bastante, por lo cual durante la noche se pudo levantar al máximo posible el bombeo desde la planta. “Lo que se intenta es que haya carga nocturna de los tanques particulares para que alcancen durante el día si se usan normalmente”, precisó el referente de Assa. 


De todas formas, las altas temperaturas (51° de sensación térmica al mediodía) anticipan una jornada de mucha demanda de agua. 

Caso Cabezas: 25 personajes a 25 años del crimen de José Luis