RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 20 de may de 2019
14ºC / 92%
RECIBIR NEWSLETTER

Sociedad 17.03.2019

El separatismo catalán marchó este sábado a la conquista de Madrid

Lo hicieron en demanda de su derecho a decidir el futuro y la libertad de los dirigentes que están siendo enjuiciados.

Fuente: Clarín

Fiel al valor simbólico de cada uno de sus gestos, el independentismo catalán salió este sábado de Cataluña a la conquista de Madrid, la capital: convocó una manifestación en contra del juicio a 12 políticos y líderes sociales soberanistas, que llevan cinco semanas en el banquillo de los acusados por haber impulsado el intento independentista de 2017 en Cataluña.

La fecha de la marcha no es casual. Este sábado se cumplen un año y cinco meses desde que fueron encarcelados los líderes sociales Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, enjuiciados junto al ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras, a la ex presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, y a otros ocho ex ministros. Eran integrantes del gobierno de la Generalitat del ex presidente Carles Puigdemont -huido de la justicia española-, que organizó el referéndum de autodeterminación inconstitucional del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia.

La manifestcion independentista - Europa Press

La manifestcion independentista - Europa Press

“La autodeterminación no es delito” y “Democracia es decidir” decían las pancartas que iniciaron la procesión soberanista en la estación de Atocha y peregrinaron durante 1,4 kilómetros hasta la fuente de Cibeles.

Una hora después del inicio de la movilización, los organizadores aseguraban que unas 120.000 personas marchaban por las calles de Madrid para denunciar que el juicio al procés no es justo. Según la delegación del Gobierno en Madrid, los manifestantes fueron 18.000.

“Escucha España el canto por la libertad. Escucha España que no hay luchas pequeñas. Escucha España y aprovecha la ocasión de democratizarte. Nosotros seguiremos defendiendo nuestros derechos y libertades, los derechos humanos y el de la autodeterminación -dijo el presidente catalán Quim Torra, al frente de la manifestación-. Hoy más que nunca desde Madrid, enviamos un abrazo fundido a nuestros compañeros. Denunciamos este juicio de la vergüenza.” Es la segunda gran movilización -la primera fue en Barcelona y reunió a unas 200 mil personas- desde el 12 de febrero, cuando el Tribunal Supremo inició en Madrid el juicio al procés, que en estos momentos se encuentra en la fase de declaración de testigos.

La imagen de Carles Puigdemont entre otros dirigentes durante la marcha de Madrid.  ap

La imagen de Carles Puigdemont entre otros dirigentes durante la marcha de Madrid. ap

Los manifestantes, que según los organizadores llegaron no sólo desde Cataluña sino también desde desde Galicia, Castilla y León, Andalucía, Euskadi y Asturias, consideran que se trata de un juicio político.

“Denunciamos el juicio farsa que está sucediendo en el Tribunal Supremo. Hoy nos toca a nosotros, pero mañana puede ser cualquiera. Hacemos un llamamiento a todos los demócratas en España. La única solución a este conflicto es votar, que podamos decidir nuestro futuro”, dijo el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent.

La marcha, convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la asociación independentista que presidía Jordi Sánchez, se propuso superar los 45.000 asistentes que el Partido Popular, Ciudadanos y Vox lograron reunir en la Plaza de Colón el 10 de febrero para pedir la renuncia del presidente socialista Pedro Sánchez. Consideraban inadmisibles las concesiones del presidente en su intento de acercamiento al independentismo catalán.

Asustado, Sánchez cerró las negociaciones con los soberanistas quienes, devolviendo la gentileza, le soltaron la mano en la aprobación de los presupuestos que el presidente necesitaba para garantizar la gobernabilidad. Fue el jaque mate al gobierno del PSOE que había llegado a La Moncloa en junio de 2018 por una inesperada moción de censura apoyada por los independentistas. El 15 de febrero Pedro Sánchez, acorralado, anunció eleciones general anticipadas para el 28 de abril.

Desde su autoexilio, el ex presidente Puigdemont celebró la marcha de este sábado por las redes sociales: “Muy emocionado viendo el éxito de la manifestación en Madrid. Muy muy importante haberla hecho, y haberla hecho tal y como fue concebida: con esteladas (la bandera independentista), en la calle, de carácter festivo y reivindicativo. Y acompañados de gente de toda España. Gracias”, posteó.

Los opositores al gobierno de Pedro Sánchez, que tiene posibilidades de volver a gobernar ante el crecimiento del voto fragmentado, no perdieron la ocasión de castigar al presidente por haber permitido la manifestación independentista en Madrid.

En un acto de campaña, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, dijo que Sánchez “pretende revalidar su pacto con independentistas, batasunos y comunistas de Podemos”.

“Sánchez no dice ni mu por la manifestación”, agregó Albert Rivera, líder de Ciudadanos. “Está callado por miedo a que le quiten el avión y las llaves de La Moncloa”, ironizó.

Mc

RESTAURACION DE LA CASA DE LA CULTURA DE SANTA FE