RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 16 de dic de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Politica 07.12.2018

Urgente demanda de Trump para que no baje la producción de petróleo

Los países exportadores se reúnen hoy y mañana en Austria donde se aprestan a decidir una reducción de un millón o millón y medio de barriles diarios. EE.UU. lo rechaza porque teme que aumente el precio del crudo e impacte en su economía.

Fuente: Clarín

El presidente estadounidense Donald Trump, quien aún no logra despegarse de la inquietud que provocó en los mercados con sus provocadores comentarios sobre la tregua comercial con China, le pidió ahora a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que eviten medidas que hagan subir el precio del crudo, decisión que muy factiblemente se tome en estos días.

“Ojalá la OPEP mantenga los flujos de petróleo como están, sin restringirlos. El mundo no quiere, ni necesita, que haya precios del petróleo más altos”, dijo Trump en Twitter, en vísperas de la reunión de este jueves y viernes de los países productores en Viena.

Cifras de producción de petróleo de los países miembros de la OPEP en octubre 2018. (AFP)

Cifras de producción de petróleo de los países miembros de la OPEP en octubre 2018. (AFP)

Las cotizaciones del petróleo ya bajó más de 30% en los dos últimos meses, y actualmente el barril de Brent oscila en torno a 60 o 62 dólares. Ante esta situación, y a instancia de Arabia Saudita y Rusia, los miembros de la OPEP y sus principales aliados tienen previsto analizar en el encuentro de Viena la posibilidad de recortar su producción en 1.500.000 barriles diarios para así mejorar los precios del crudo.

Trump teme que una suba en los precios del petróleo termine impactando en la economía estadounidense, ya sacudida por los aranceles impuestos por el mandatarios a productos importados esenciales en la industria nacional, como el acero y el aluminio.

 

Por eso en los últimos días el magnate inmobiliario ha liderado una cruzada contra el incremento del precio del petróleo, que vio cómo el lunes repuntaba casi un 4% y se vendía a 60,64 dólares por barril, en buena medida debido a la tregua comercial pactada precisamente por Estados Unidos y China.

Varios factores, según analistas, están perjudicando la demanda de petróleo, pero los que más influyen tienen que ver con la expectativa de un menor crecimiento económico mundial y el incremento de la producción de petróleo de esquisto -no convencional- por parte de Estados Unidos.

 

La reunión de la OPEP busca controlar estas oscilaciones generadas por factores externos. Los expertos advierten que una falta de acuerdo podría causar un considerable desplome de los precios y reconocen que la situación es compleja. La baja expectativa de crecimiento de la economía mundial es crucial en este aspecto, y a esto contribuyó en gran medida la guerra comercial lanzada por Washington contra China.

Los comentarios de Trump del martes pasado, advirtiendo que era “un hombre de aranceles”, dieron señales confusas a los mercados e hicieron que se derrumbaran los principales indicadores. Los inversores consideraron que sus palabras ponían en duda un eventual acuerdo, lo que terminaría complicando el crecimiento económico mundial.

China salió ayer a tratar de calmar la situación prometiendo actuar rápidamente para conseguir un acuerdo en los tiempos estipulados por la tregua. El Ministerio de Comercio chino emitió un comunicado donde sostuvo que los negociadores de ambos países “promoverán activamente la consulta en los próximos 90 días con un calendario y una hoja de ruta claros”. Es la primera declaración de Beijing sobre la tregua, y de alguna manera sale al cruce de las afirmaciones de Trump.

Las autoridades chinas también calificaron las conversaciones entre Trump y el presidente Xi Jinping del fin de semana pasado en Buenos Aires de “exitosas”, y afirmaron que tenían “confianza” en que se aplicará lo convenido. “China empezará a implementar aspectos específicos sobre los que hay consenso tan pronto como sea posible”, apuntaron.

Horas después Trump salió a respaldar estas afirmaciones, cambiando su postura del martes. “China está enviando señales claras desde que volvieron a casa después de su largo viaje, con parada en Argentina incluida. No quiero sonar inocente ni nada, pero creo que el presidente Xi fue sincero en todo lo que dijo en nuestro largo, y esperemos que histórico, encuentro”, escribió en Twitter.

Trump se encuentra en un escenario complicado a raíz de las políticas proteccionista que viene implementando. Ayer lo dijo la propia Reserva Federal (Fed), quien estimó que el optimismo de las empresas estadounidenses “ha menguado” debido a las disputas arancelarias.

El “Libro beige” de la Fed sobre el estado de la economía señala que el impacto de la decisión del mandatario ya se advierte en los crecientes costos en fábricas, comercios y restaurantes, lo cual ha contenido la demanda.

“Las empresas tienen incertidumbre por el impacto de los aranceles, las elevadas tasas de interés y el estrechamiento del mercado de trabajo”, sostiene la Fed, y remata: “Los precios más altos de los metales a causa de las tarifas de importación siguen siendo una fuente de penurias para la empresas manufactureras y de construcción”.

¿Cuál es el mejor regalo para esta Navidad?