RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 15 de ago de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Salud 06.06.2018

Infierno: Cómo es el día a día en Guatemala tras la erupción del volcán

La explosión dejó al menos 73 muertos. Los supermercados de la zona quedaron casi vacíos por toda la gente que está comprando comida y elementos de higiene para las víctimas.

Fuente: TN por Nicolás Rocca Rivarola

Cuando parecía que la pesadilla en Guatemala había terminado, otra fuerte explosión estremeció este martes las zonas devastadas por una potente erupción del volcán de Fuego, que dejó al menos 73 muertos. Sin embargo, la fuerza de los guatemaltecos se mantiene de pie gracias a miles de personas que se unieron en una causa en común: ayudar a todas las víctimas del fenómeno natural más violento del país.

"Los supermercados se están quedando vacíos porque hay mucha gente que están comprando comida, remedios y toallitas sanitarias para regalarle a las víctimas", contó Fernanda Chávez, una productora de televisión de la capital del país, que vive a unos pocos kilómetros donde del volcán que entró en actividad en domingo pasado.

El número de muertos por la erupción del volcán de Fuego en Guatemala, el pasado domingo, subió hoy a 73.
El número de muertos por la erupción del volcán de Fuego en Guatemala, el pasado domingo, subió hoy a 73.

Mientras se dirigía a uno de los centros de ayuda para los damnificados del volcán, la guatemalteca contó a TN.com.ar que en la ciudad se unieron las cadenas de restaurantes, panaderías y locales para ponerse al servicio de las víctimas. "Los supermercados se están quedando vacíos porque hay mucha gente que está comprando comida, remedios y toallitas sanitarias para regalarle a los que perdieron todo", narró, en relación a las miles de evacuados que se encuentran viviendo en albergues.

Las autoridades admitieron que es casi imposible encontrar nuevos sobrevivientes por la naturaleza de la erupción.
Las autoridades admitieron que es casi imposible encontrar nuevos sobrevivientes por la naturaleza de la erupción.

"Los centros de ayuda son en bodegas donadas por sus dueños donde la gente deja comida, agua y elementos de higiene. Al lugar llegan camiones que son los encargados de llevarlos a las víctimas", dijo Chávez, que contó que "hay muchos víveres, pero pocas manos que ayuden a clasificar las donaciones". Sin embargo, reconoció que muchas personas que no fueron afectadas se acercaron a los alrededores del volcán y hasta inclusive, algunos "dejaron su trabajo para ayudar".

Una de las cosas que más afectó a los guatemaltecos y que más rápido se expandió en los alrededores de la erupción fue la columna de ceniza que avanzó por el viento. "Como el volcán sigue haciendo erupción hay mucha ceniza y esto complica las cosas. Por eso nos dicen que nos tapemos con mascarillas porque se nos mete en las vías respiratorios. Además, nos pidieron por precaución que no prendamos el aire acondicionado de los autos", describió Fernanda, que como miles de guatemaltecos, todavía no puede dejar de toser.

En un recorrido por la comunidad de El Rodeo, en el departamento sureño de Escuintla, una de las áreas más devastadas, el presidente Jimmy Morales dijo declaró el estado de calamidad pública con el fin de atender la emergencia y reparar la infraestructura dañada por las toneladas de rocas y arena que cayó sobre las poblaciones.

Se derrumba un gran puente de una autopista en GÉNOVA | Internacional