RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Jue, 20 de jul de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 12.07.2017

CENTRAL MIRA CÓMO PROGRESAN LOS EQUIPOS ARGENTINOS EN LA LIBERTADORES

Los resultados de los partidos de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores fueron casi ideales para las chances de Central de ingresar a la Copa Sudamericana en 2018

 

Fuente: LA CAPITAL

Mientras Central descansa y rearma su equipo para afrontar el próximo campeonato, hay varios equipos argentinos que sin proponérselo y en busca de objetivos propios mucho más trascendentes que una clasificación, también juegan para los canallas. ¿Y por qué no para Gimnasia y hasta para Godoy Cruz?

 

 

Pasados los partidos de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, hay unas cuantas conclusiones, que más bien son proyecciones relativas, que permiten suponer que hay tres equipos argentinos en condiciones de llegar al menos a la final de la competencia.

River (2 a 0) y San Lorenzo (1 a 0), que ganaron de visitantes, y Lanús, que empató 1 a 1 en la altura de La Paz, dieron un paso gigantesco hacia los cuartos de final. Aquí no se considerará a Godoy Cruz por dos motivos: porque perdió (0-1) de local y porque en el muy hipotético, improbable, caso de que saliera campeón, no beneficiaría a ningún otro equipo argentino porque no está clasificado para ninguna competencia internacional en 2018.

¿Pueden ser campeones los otros tres? Claro que pueden. Con distintos niveles de posibilidades, pero pueden. Con méritos propios y debilidades ajenas.

Leer más: Montero dijo que a Central le va a costar sumar figuras "porque el jugador de jerarquía busca jugar una Copa"

River es el gran candidato. No sólo por encima de los otros equipos de aquí, sino bastante delante de los brasileños, los rivales más incómodos en la búsqueda de ese objetivo detrás de Lanús y San Lorenzo.

Los refuerzos de jerarquía elegidos por Gallardo y conseguidos por la comisión directiva lo pusieron en un lugar de privilegio que ahora necesita de lo más difícil: la ratificación.

Los millonarios accederán a los cuartos de final y allí podrían toparse con el mejor equipo de la fase de grupos, Atlético Mineiro, que no necesariamente es el mejor del torneo.

En 2014, Nacional de Paraguay fue el peor clasificado a los octavos de final y San Lorenzo lo aventajó sólo por diferencia de goles. Entre ellos definieron el campeón que al final fue el Ciclón de Bauza con aquel gol de penal de Ortigoza. Y en 2015, River fue el peor clasificado y terminó ganando su tercera copa. Sólo dos veces el mejor de la fase de grupos fue campeón: Atlético Mineiro en 2013 y Atlético Nacional el año pasado.

 

Todos estos datos no sólo muestran lo relativo que es ser el mejor en la fase de grupos, sino que también dejan expuesta cualquier proyección sobre el ganador de la competencia. No obstante, el margen de error se achica mínimamente cuando los resultados empiezan a sugerir cómo quedará el cuadro de los 8 mejores. Y salvo batacazos importantes, habrá tres equipos argentinos en esa instancia. Todos ellos clasificados a copas para 2018 por lo que si alguno de los tres ganara el título, Central inmediatamente accedería a la Copa Sudamericana de 2018 para la que ya está clasificado Newell?s.

A propósito de proyecciones: San Lorenzo y Lanús deberían chocar en cuartos de final, lo que aseguraría la presencia de un equipo argentino en semifinales. Y si River, que va por el mismo lado del cuadro, superara los cuartos de final enfrentaría al ganador de la eliminatoria entre cuervos y granates. Y eso aseguraría un finalista argentino.

Atlético Mineiro, Lanús, Gremio, River y Palmeiras, en ese orden por diferencia de goles, sumaron 13 puntos en la fase de grupos y gozan de la ventaja de localía por sobre el resto.

Antes de seguir con las proyecciones sería bueno fundamentar las chances de los equipos argentinos tras jugarse recién la ida de los octavos de final.

River y San Lorenzo mostraron sus pergaminos fuera de casa y Lanús estuvo a un puñado de minutos de conseguir un resultado histórico en La Paz. Ningún equipo argentino gana en la capital boliviana desde 1970, cuando River derrotó a Universitario de La Paz. Al equipo de Almirón le empataron el jueves a los 91?.

Más allá de la condición de visitante de los tres y la complejidad de jugar en La Paz, no son batacazos. Persiguen una lógica que no siempre aparece. Y allí es donde se se sitúan algunos de los equipos brasileños.

Seis de los siete representantes de la tierra de los pentacampeones del mundo se instalaron en octavos de final.

Mientras Gremio ganó en Mendoza (1-0) y Botafogo en Montevideo (1-0), Palmeiras perdió en Guayaquil con Barcelona (1-0) y Atlético Mineiro cayó con Jorge Wilstermann en Cochabamba (1-0). Santos le ganó como visitante a Paranaense (3-2).

Esas derrotas de dos de los tres candidatos brasileños (el otro es Gremio), que tranquilamente pueden torcer el rumbo de la eliminatoria en sus canchas, sitúa a los argentinos un pasito por delante en este juego de proyecciones hacia la obtención de la Copa 2017.

Los resultados que vendrán son imposibles de asegurar, pero unos cuantos tips a tener en cuenta le otorgan las mejores chances a los equipos argentinos.

River tiene el plantel más jerarquizado. San Lorenzo está acostumbradísimo a remar desde atrás (de hecho ganó su copa así) y Lanús se potencia en definiciones mano a mano. Si se suman las últimas dos instancias de ese tipo que jugó, no sólo las ganó sino que hizo 7 goles y no recibió ninguno. Le ganó la final del torneo 2016 4 a 0 a San Lorenzo y la Supercopa Argentina 3 a 0 a River este año.

Salvo Atlético Mineiro, los equipos brasileños están todos en la otra parte del cuadro por lo que en el peor de los casos, los argentinos deberían enfrentarse, como máximo a dos rivales brasileños. Y hasta podría suceder que sólo chocaran con un adversario de aquel país en la final si el equipo galo es eliminado por Jorge Wilstermann.

Sólo tendencias, proyecciones. Si se suma la actuación de los equipos argentinos en la Sudamericana (ver aparte), es más que probable que al menos Central, juegue el año que viene en el ámbito internacional.

 

 

Maduro anunció un plan de justicia de emergencia para capturar conspiradores