RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 20 de ago de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Agenda Cultural 28.05.2017

PROFETA EN SU TIERRA

Marcos López en Alto Verde: retratos en la orilla del río

El artista Marcos López recorrió las calles de Alto Verde, entrevistó y retrató a vecinos del barrio, a partir de un primer itinerario propuesto por los jóvenes que participan del programa Escuelas de Trabajo.

Por: Agenciafe /

“Después del trabajo que realizamos, me quedé pensando en esa idea de los que ven a Alto Verde como el 'otro lado', lo que 'está enfrente'. Cuando uno se para en la costa, camina por las calles del barrio, o conversa con una vecina en su patio, se puede sentir que en realidad ese lugar es el epicentro”, dice Marcos López, a pocos días de su visita a Alto Verde, donde entrevistó y retrató a un grupo de habitantes del distrito costero. 

“Esa jornada de trabajo fue para mí como un postgrado, un máster”, agregó, “aprendí de los relatos de un viejo pescador que me contó cómo descubre que en tal o cual lugar del río hay surubíes, cómo puede leer, percibir lo que pasa abajo del agua; de la necesidad expresiva de una mujer que se llama Luz del Alba que escribe y recita poemas; o de Ramona, que me mostró los trajes de carnaval que fabrica para una comparsa, con plumas de colores”.

La acción se desarrolló durante la quinta edición de Arte Ciudad, a partir de un primer itinerario propuesto por los jóvenes que participan del Taller de Muralismo de Escuelas de Trabajo. Y fue coordinada por el Gobierno de lala Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad, con la colaboración de la coordinadora del Distrito La Costa, Belén Verrengia, que junto al botero Roberto “Espinillo” López, acompañaron a Marcos López y su equipo de asistentes de cámara y sonido. 

“Este tipo de acciones se orientan a visibilizar, a través del hecho artístico, las identidades culturales que conviven en el barrio costero y se suman a otras intervenciones urbanas, como las que realizamos en la Plaza de la Paz, en Arte Ciudad 2015; y en paralelo a obras que dan cuenta de la presencia del Estado en este sector, como destaca siempre nuestro intendente José Corral”, sostuvo la directora de Diversidad Cultural del Municipio, Florencia Platino. Y remarcó el hecho de que los retratados fueron elegidos por otros vecinos del barrio “porque viven en Alto Verde hace mucho tiempo y son testigos de las transformaciones del mismo, o porque son reconocidos por la tarea que realizan cada día, en algunos casos vinculados a la música, la poesía o el carnaval. En cada encuentro la propuesta fue retratarlos en su entorno y filmarlos, en una breve entrevista, compartiendo sus experiencias, saberes y memorias”. Con ese material, agregó Platino, “estamos evaluando la posibilidad de instalar gigantografías de los retratos en distintos puntos del barrio, y como los testimonios que logró Marcos son muy interesantes también, nos planteó la posibilidad de editar un documental, más allá del formato de video-minuto destinados a las redes”.

 

Volver a Alto Verde

Luz del Alba Gómez fue la primera en recibir a López, en el patio de su casa, donde recitó y cantó los poemas y canciones que ella misma compone a partir de recuerdos de su infancia, de las inundaciones, de objetos cotidianos: “nunca sé lo que escribo hasta que lo termino, y me doy cuenta de que compuse una chacarera o un poema”, le contó. 

El periplo siguió hasta el encuentro con Don Giménez, el quiosquero que todos los días instala su puesto en el ingreso a la Escuela primaria Simón de Iriondo, y que en su charla con Marcos López recordó los años en que trabajó como canillita y como locutor en los corsos de las décadas de 1940 y 1950. A pocos metros, a la vera del Río Santa Fe, se produciría el encuentro con Miguel Ángel “el Colorado” Alaniz, que llegó a la ciudad en los 50’ desde Bovril, y fue trabajador portuario y pescador.

Doña Margarita Portillo, de 91 años, charló con López mientras tejía crochet en el patio de su casa, a metros de donde se construye el Jardín Municipal. El momento del retrato llegó después de una charla sobre la historia del barrio, marcada por la creciente del río. Su hija Ramona posó junto a los espaldares y accesorios de plumas de colores, que confecciona para la comparsa “Flor del Litoral”, con más de 30 años de trayectoria.

Milton y Miqueas, de La Voz del Pueblo, abrieron las puertas de su sala de ensayo, donde conversaron sobre los talleres que dan en los barrios y en la cárcel para difundir su mensaje de sensibilización sobre problemáticas sociales, y rapearon para la cámara de López.

El itinerario siguió hasta un patio de tierra en La Boca, en plena siesta santafesina, donde Vicenta Casilda Lucero, conocida por todos como “Liro”, fue fotografiada junto a las plantas que cultiva. Mostró su colección de mates y cuernos que adornan la pared del comedor familiar, y recitó la poesía que escribió por el centenario del barrio.

“Alto Verde para mí era un recuerdo de adolescencia. En realidad, Santa Fe, la Laguna, la isla, el río, son sentimientos que tienen que ver con la juventud. A pesar de que no había vuelto desde que cruzaba caminando el Puente Palito para ir a pescar con mis amigos, me sentí como en mi casa, hablando de cosas que conozco”, dijo Marcos López, ya de regreso en Buenos Aires, donde se radicó en la década de 1980. “Valoro mucho el privilegio que tengo de tener un trabajo que me permite entrevistar a esta gente. Señoras mayores que me hablaron de cómo cuidan las plantas, de sus oraciones matutinas, de cómo se teje un punto de crochet, de las inundaciones. En muy pocas horas hicimos entrevistas de video maravillosas, y me entusiasmé para hacer un documental. Sentí sinceridad en la acción de los funcionarios municipales, que se comprometían con su trabajo y con la gente”.

 

Profeta en su Tierra

La participación de Marcos López en Arte Ciudad incluyó también una conferencia-show-performace sobre su proceso creativo. En el encuentro, ante cientos de personas que se acercaron a escucharlo en la Sala Mayor del Teatro Municipal, se refirió a recuerdos de su infancia en Gálvez, objetos y texturas que movilizan su obra. Alternando proyecciones de sus obras fotográficas y audiovisuales, repasó su evolución desde los inicios con la fotografía documental, pasando por la fotografía teatral, el cine, la pintura, la escultura, el texto y la improvisación teatrales. 

También coordinó el workshop “De la idea a la imagen producida”, en el que participaron unas 20 personas, con las que luego realizó retratos en el Teatro Municipal –durante un ensayo de la Banda Sinfónica Municipal- y performance en Peatonal San Martín y el Parque Federal. Sobre estas experiencias señaló que “fue maravilloso el trabajo, con un grupo excelente. No leo el curriculum de los participantes, ni me importa si tienen mucha o poca experiencia, si vienen de la fotografía o la pintura. Improviso en realidad, el objetivo de mi trabajo es movilizar los procesos de creación”. Y agregó que su objetivo en ese tipo de propuestas -que ha brindado en la última década en Córdoba, Mendoza, y ciudades de Europa y América Latina-, se plantea en función de un contexto de cambio “revolucionario, alienante, peligroso, una era de hipercomunicación obscena, pornográfica, de acceso excesivo a las imágenes y a la información”, del que todavía “no somos conscientes”: “por eso le digo a los alumnos que cantemos. Que liberemos la voz. Que nos miremos a los ojos, que bailemos. De hecho, lo más lindo que pasó en la performance fue que propuse remontar unos barriletes gigantes en el Parque Federal, que eran los íconos de Arte Ciudad, y lo logramos”.

Miles de personas partieron a distintos puntos del país para iniciar el fin de semana largo