RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Dom, 04 de dic de 2022
RECIBIR NEWSLETTER
 

Deportes 02.10.2022

Saralegui le cambió la cara al equipo y a los hinchas

Con la goleada en La Plata, Colón cortó un período de seis partidos sin ganar de la mano de Marcelo Saralegui, que le llegó como bocanada de aire fresco al plantel en un momento de crisis

Fuente: UNO Santa Fe

Colón se sacó la mufa este viernes por la noche en La Plata al golear a Estudiantes 4-2, en una actuación a todas luces en medio de una crisis deportiva e institucional galopante. El cimbronazo de la goleada sufrida ante Argentinos en medio de un clima tensa fue un punto más de quiebre negativo, por lo que la dirigencia –en medio de rumores de pasos al costado tras la imputación y renuncia de Horacio Darrás– metió otro volantazo con la llegada de Marcelo Saralegui como DT.

Si bien Adrián Marini quería seguir, nuevamente se apeló a la palabra "descomprimir" para encontrar otra cosa en las últimas seis fechas. Sobre todo, porque el equipo está hundido en la tabla y con la moral por el piso. Fue así como llegó a Santa Fe para dar una mano Marcelo Saralegui, con el "inflador anímico" en su máxima expresión.

Apenas tenía dos prácticas por delante para preparar el cotejo ante Estudiantes y directamente hizo lo que pensó más conveniente: no tocar demasiado, darle lugar a la experiencia para que la juventud hago lo suyo en cuanto a vitalidad y sobre todo, avivar la "fibra más íntima" de los jugadores.

 

 


 

 

El mensaje llegó y el Sabalero lució revitalizado. Niveles que levantaron ostensiblemente que sirvieron, además, para cortar la racha de seis sin ganar, con tres derrotas en fila. Asimismo, quedó de manifiesto nuevamente el refrán que técnico que debuta gana, algo que no pasaba en Colón desde 2020.

Asimismo, Colón mantenía una pésima performance de visitante, donde al cabo de 10 partidos, apenas ganó uno, empató tres y perdió seis. Lapidario para un equipo que pretende ser animador de un campeonato.

Todavía es pronto para decir que ya se nota la mano de Marcelo Saralegui, pero sí, que encontró el camino para que el grupo tome confianza. Ni hablar si se tiene en cuenta que venía siendo un plantel con mandíbula de cristal, que ante el primer golpe se derrumbaba. Esta vez no pasó, porque no se quedó pese al empate de Estudiantes y en el segundo tiempo lo quebró con "carácter y personalidad", como lo mencionó el DT en conferencia.

Una forma de llegar con un semblante un poco mejor al duelo ante Patronato, donde se jugará otra final más, de las cinco que quedan para terminar lo mejor posible.

 

VAYAS DONDE VAYAS