RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 22 de jul de 2019
15ºC / 38%
RECIBIR NEWSLETTER

Información General 15.07.2019

SANTO TOMÉ - SANTA FE

El Puente Carretero cumple 80 años

El plazo para hacerlo fue de 24 meses y se terminó la obra el 14 de julio de 1939. Aguanta el paso de 45.000 autos por día y espera que algún día llegue su reemplazo. Un orgullo de dos ciudades.

Fuente: LT10

Y él siempre está ahí. Aguanta como puede pero es el gran responsable que dos ciudades se conecten todos los días. Cumple 80 años y, a pesar que todos buscan reemplazarlo todavía le queda tela por cortar. Sin la presencia de este montruo de 1320 metros de largo la unión entre dos ciudades que parecen una sería imposible.

El Puente Carretero que une Santa Fe y Santo Tomé se planificó en un plazo de ejecución de 24 meses. El costo de la ascendió a  $ 3.135.907,31.

Tras la decisión de la realización y el proyecto en mano, un 14 de julio del año 1937comenzaron los trabajos sobre la mega obra y, tal como lo decía el proyecto, 24 meses después quedó terminado para el uso de los ciudadanos. No hubo actos oficiales. No se anunció con bombos y platillos y comenzó a prestar servicio para la comunidad. Desde ese día nunca paro. Son miles los autos que pasan a diario por el gigante. Se lo ve cansado pero no afloja.

La obra del Puente Carretero estuvo bajo la dirección de Alberto Eduardo Cazeneuve. El mismo es Jefe de la Comisión de Estudios y Caminos Pavimentados; además, cuenta con gran experiencia en la construcción, como su participación en el Plan de pavimentos de Rutas.

En sus comienzos pasaban cerca de 2000 autos por día. Hoy, en 2019 son 45 mil los que cruzan de una ciudad a otra por este camino que es imprescindible.

Siguiendo con los datos del gigante, El Carretero, fue un factor fundamental para el progreso de las ciudades que une, de la expansión metropolitana y también regional como parte de la conexión vial del Mercosur, la Ruta Nacional N°11.

Soportó de todo durante su vida. Crecidas y caudales del río salado con valores exorbitantes durante la inundación de 2003 que dejó a un tercio de la ciudad de Santa Fe bajo agua.

Con respecto al tránsito que lo atraviesa a diario, por momentos, cruzar el puente es un verdadero calvario. Según datos oficiales la última medición de tráfico por hora pico arrojó resultados que preocupan. En febrero se supo que entre las seis y las 9 de la mañana cruzan por lugar casi 15 mil vehículos de diferente porte.

Los pedidos de realización de un nuevo puente se vienen realizando hace más de dos décadas pero no hay respuestas concretas con respecto a la realización de una mega obra que se viene pateando entre Nación y Provincia.  

Igual, hace 12 años atrás hubo avances significativos en la realización del posible reemplazante del gigante. Hubo avances en estudios, proyecto y el pliego licitatorio finalizado espera desde 2014 en una pila de expedientes una decisión política nacional. Si bien es tema importante en tiempos de campaña luego la cuestión se desinfla y no hay datos concretos sobre la realización de una nueva obra

Otros puentes y más historia

Ya en el año 1856 se planteaba la importancia de una vía de comunicación con mayor fluidez entre las localidades de Santo Tomé y Santa Fe, integrando de esta forma la región debido al movimiento económico que impulsaba el puerto de esta última ciudad. Por lo que en dicho año, el ingeniero Demetrio Isola propone la construcción de un puente de madera entre ambas ciudades.

Este puente recién se tendió en 1875 y fue construido por Ramón García, fue reparado en 1879 y 1904 prestando sus importantes servicios hasta 1906, año en el que fue remplazado por un puente metálico, siendo uno de sus tramos levadizo sobre el cruce del río Salado.

Esta obra de comunicación estaba constituida por terraplenes estrechos y bajos, incluyendo tramos metálicos que sumaban una luz aproximada de 640 m. Todo ello conformaba un viaducto cuya traza era una poligonal abierta. No obstante su activa conservación por parte de la D.N.V. era de precarias condiciones pues, en época de lluvia, resultaba peligroso el paso de vehículos por sus terraplenes angostos y, en tiempo de creciente del río Paraná o del Salado, se interrumpía el tránsito quedando cortadas las comunicaciones hasta que descendían las aguas.

El Comando Sur de EE.UU. denunció acoso militar de Venezuela