RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mar, 23 de abr de 2019
16ºC / 58%
RECIBIR NEWSLETTER

Ciencia y Tecnología 18.01.2019

#10yearschallenge: ¿qué se esconde detrás del viral del momento?

Según el portal de tecnología estadounidense Wired, las intenciones detrás del tren es mucho más perversa. ¿Qué se traen entre manos los empresarios?

Fuente: UnoCero

Facebook, Instagram y Twitter estan saturados con el llamado #10yearschalleng, que se trata de postear una foto de 2019 contra una más antigua, preferentemente de 2009, solo para ver cómo el tiempo nos ha causado (o no) estragos. Según el portal de tecnología estadounidense Wired, las intenciones detrás del tren es mucho más perversa: Facebook está utilizando las imágenes para “entrenar” su tecnología de reconocimiento facial.

De acuerdo con la autora del artículo Kate O’Neill, el #10yearschallenge es perfecto para adiestrar y corregir el algoritmo de reconocimiento facial que usa Facebook gracias a la cooperación “voluntaria” de sus usuarios, que están facilitando ejemplos de evoluciones de millones de rostros de todos el mundo a través del tiempo.

“Claro, puedes extraer de Facebook fotos de perfil y buscar de fechas de posteo o data EXIF. Pero toda esa colección de fotos de perfil terminaría generando mucho ruido inútil. La gente no suele subir fotos en orden cronológico y raramente postean fotos que no sean más que ellos mismo en su foto de perfil (…) En otras palabras (el #10yearschallenge) puede ayudar a obtener fotos limpias, etiquetadas, simples de “antes y después”, escribe O’Neill, data mucho más procesada y por tanto útil para la plataforma.

Esta teoría destaca que la gente está incluso escaneando y subiendo fotos físicas, no digitales, y las están etiquetando con fechas específicas, en varios casos incluso con información extra como dónde fue tomada, lo que haría a este meme un manantial de metadata procesada y de alto valor para desarrollar algoritmos.

El artículo también destaca la sofisticación con que cuenta ya los algoritmos de reconocimiento facial, incluso capaces de descartar fotos de broma como las que combinan a los usuarios con otros personajes y hasta con “dobles” o celebridades que lucen como ellos.

La autora también asegura que usar estas imágenes para entrenar al algoritmo de Facebook “no es necesariamente malo”. De hecho, afirma que es “inevitable”, aunque acota en que después del escándalo de Cambridge Analytica el año pasado se ha vuelto particularmente delicado confiar en la corporación de Mark Zuckerberg.

¿Crees en esta teoría? 

En su bendición de Pascua, Francisco pide "medidas concretas" para resolver la crisis en Venezuela