RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Vie, 14 de dic de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Ciencia y Tecnología 03.08.2018

Apple, la empresa más valiosa de la historia moderna: cómo llegó a ese lugar

Al alcanzar la marca extraordinaria de una valuación de USD 1 billón, la empresa de Steve Jobs se impone como un acontecimiento global que supera lo económico. Cómo fue su camino.

Fuente: Infobae

El logro extraordinario que marcó Apple al convertirse en la primera empresa con un valor de mercado de USD 1 billón (1.000.000.000.000) es mucho más que económico. "Apple ha cruzado un umbral tanto psicológico como numérico", definió Bloomberg Businessweek en una nota que analiza este fenómeno único en la

"Su valor equipara el producto bruto interno de Indonesia, la economía número 16 del mundo. Apple opera en una escala tal que es difícil para su clientes, y hasta para los gobiernos, calcular su responsabilidad", señaló la nota que evocó al famoso economista John Kenneth Galbraith. El valor de Apple sin dudas lo hubiera asombrado. "Pero en alguna medida, él lo predijo", comentó el autor del texto, Brad Stone.

El iPhone no sólo reinventó el smartphone, sino que creó un mundo cultural. (Getty Images)

El iPhone no sólo reinventó el smartphone, sino que creó un mundo cultural. (Getty Images)

"En su clásico de 1967, El nuevo estado industrial, Galbraith observó que las empresas grandes se volvían aún más grandes, y ocupaban las posiciones centrales en la vida de los Estados Unidos. Estos gigantes habían sobrepasado la ley de la oferta y la demanda al invertir en proyectos grandes, con investigación y desarrollo en el largo plazo, que no podían imitar los competidores más chicos".

Escribió Galbraith: "Las grandes corporaciones no eran almacenes de la esquina que crecieron mucho. Eran diferentes".

Apple es tan diferente que hoy es un caso único en el mundo.

Steve Jobs en el cuartel central de su empresa, en Cupertino, California, en una demostración de las nuevas versiones de iMac y iLife, en 2007. (David Paul Morris/Getty Images)

Steve Jobs en el cuartel central de su empresa, en Cupertino, California, en una demostración de las nuevas versiones de iMac y iLife, en 2007. (David Paul Morris/Getty Images)

Muchas empresas comenzaron, como esta, de la nada. Era 1976 y Steve Jobs y Steve Wozniak la crearon en un garage en Los Altos, California. Pero ninguna logró tanto.

"La capitalización de mercado de Apple era de USD 3.000 irrisorios millones cuando Jobs regresó a la compañía, herida, en 1996", recordó Bloomberg. "Pasar la marca de USD 1 billón poco más de dos décadas después pone un signo de exclamación al final de una sucesión destacable de éxitos: que comenzó con la introducción al mercado de la iMac, el iPod, la iPad y especialmente el iPhone, a cargo de Jobs, y que continuó su sucesor, Tim Cook, quien ahora preside la empresa más valiosa de la historia moderna".

Porque la empresa no fue siempre tan exitosa. En febrero de 1996 la misma publicación económica que hoy la celebra la criticó: "La caída de un ícono" decía la tapa, completamente negra, de Bloomberg Businessweek. Una administración burocrática, varios cambios de estrategia y demasiados productos intrascendentes hacían que "incluso años después de que Jobs hubiera retomado el control y desmalezado la línea de productos, Apple tenía menos del 5% del mercado de las computadoras personales".

Si Apple fuera un país…

…usaría toda la energía de Congo; su PBI crecería como el de las Islas Marianas del Norte; le pagaría a su director lo mismo que Dinamarca a su primer ministro; tendría las ganancias de Bélgica, la riqueza de Grecia y la deuda externa de Colombia; produciría la misma electricidad que El Salvador, emplearía la misma cantidad de gente que la Polinesia Franceesa y tendría la misma cantidad de mujeres que Omán. (Cuadro de Bloomberg Businessweek)

…usaría toda la energía de Congo; su PBI crecería como el de las Islas Marianas del Norte; le pagaría a su director lo mismo que Dinamarca a su primer ministro; tendría las ganancias de Bélgica, la riqueza de Grecia y la deuda externa de Colombia; produciría la misma electricidad que El Salvador, emplearía la misma cantidad de gente que la Polinesia Franceesa y tendría la misma cantidad de mujeres que Omán. (Cuadro de Bloomberg Businessweek)

Primero fue el iPod, en 2001. Y en enero de 2007, "cuando los adictos a tipear en el teclado de las BlackBerry sentían que tenían toda la inteligencia telefónica que necesitaban", según Stone, sucedió la presentación, hoy legendaria, en el MacWorld de San Francisco, del iPhone. Jobs dijo, "en su estilo pugilístico habitual", que los teléfonos inteligentes no lo eran tanto, y que no era fácil usarlos contra lo que se decía.

"El iPhone funciona como por arte de magia", definió.

Ese golpe de timón cambió la fórmula del éxito de su firma: productos elegantes y simples, con un precio considerable, acompañados de publicidad y prensa en abundancia. "Tal como Galbraith había predicho, Apple no satisfacía las necesidades de los clientes sino que las inventaba", explicó Bloomberg. El creativo que colaboró en la concepción de la campaña "Piensa distinto" dijo a la publicación que Jobs tenía "una perspectiva elitista" y no le quitaba el sueño lo que quería el consumidor: "Quería que Apple soñara con cosas que la gente no podía imaginar".

La evolución del iPhone, el gran producto de Apple, a lo largo de los años, desde 2007.

La evolución del iPhone, el gran producto de Apple, a lo largo de los años, desde 2007.

Pero Steve Jobs murió en 2011. Muchos pensaron que Cook tendría el penoso papel de confirmar el talento del fundador por contraste. "Pero Cook ha ayudado a que Apple desafíe la gravedad", consideró el artículo.

En efecto, el valor de mercado de la empresa se cuadruplicó desde que Cook es su CEO. Sin dudas un producto como el iPhone es un regalo que Jobs le dejó, pero fue la gestión del ex comprador de materias primas de IBM la que lo convirtió en un negocio que en 2017 generó USD 141.000 millones en ventas, el 62% de la ganancia de Apple.

Y si bien "la salida del iPhone es, junto con la fundación de Standard Oil, una de las decisiones comerciales más grandes de la historia", según Bloomberg, Apple siguió creando necesidades en sus clientes, incluido un reloj para recuperar la noción del tiempo que se pierde en los smartphones.

Tim Cook, CEO de Apple, contradijo todas las expectativas negativas y cuadruplicó el valor de la compañía que recibió tras las muerte de Steve Jobs en 2011. (AFP)

Tim Cook, CEO de Apple, contradijo todas las expectativas negativas y cuadruplicó el valor de la compañía que recibió tras las muerte de Steve Jobs en 2011. (AFP)

Galbraith no creía, a diferencia de otros teóricos de la economía, que una corporación fuera vulnerable ante los nuevos actores del mundo de los negocios, los siguientes innovadores en un garage. "Las grandes empresas tecnológicas pueden usar su tamaño y su poder para obtener mejores términos de sus socios y proveedores en comparación con sus rivales más chicos, y tienen un acceso casi ilimitado a materiales y componentes raros", analizó Bloomberg. Y si una amenaza se alzara como real, podría terminarla con una compra: tiene USD 260.000 millones en efectivo en el banco.

El gobierno podría ser el único temor plausible de Apple. "La empresa tiene un blanco que dice USD 1 billón en su espalda", figuró Stone. "Pronto otros poderes tecnológicos tendrán esa diana también, lo cual provocará más desafíos políticos y legales". Se refiere a Amazon, Alphabet y Microsoft, que en algún momento podrían llegar también a USD 1.000.000.000.000.

Comparación del valor de Apple desde 1980 a 2018

En blanco, el crecimiento de Apple; en azul, el de Exxon; en rojo, el de General Electric; en verde, el de IBM; en amarillo, el de Microsoft. (Cuadro de Bloomberg Businessweek)

En blanco, el crecimiento de Apple; en azul, el de Exxon; en rojo, el de General Electric; en verde, el de IBM; en amarillo, el de Microsoft. (Cuadro de Bloomberg Businessweek)

Las acciones reguladoras podrían contar con el favor del público, ya que en los cinco últimos años casos como el de Facebook o el de Uber han terminado con las simpatías ilimitadas que alguna vez despertó la utopía tecnológica de Silicon Valley. Y en el pasado los gobiernos han tomado acciones contra el poder corporativo, como lo saben IBM y Microsoft, a quienes se aplicaron las leyes antimonopólicas.

No obstante, el artículo duda sobre cuánto apetito puede despertar en el poder político una empresa de tamaño tan grande: "Las penalidades en Europa contra Apple, por evasión impositiva, y contra Google por comportamiento anticompetitivo, han representado poco más que una amonestación menor". El autor cree que, en cambio, "la competencia entre miembros del club del billón de dólares" es una regulación en sí, como un sistema propio de los gigantes.

Steve Jobs con el iPod, en la exposicion del 11 de enero de 2005. (Justin Sullivan/Getty Images)

Steve Jobs con el iPod, en la exposicion del 11 de enero de 2005. (Justin Sullivan/Getty Images)

James Galbraith, profesor de gobierno y negocios en la Universidad de Texas en Austin, es el hijo del famoso economista. Dijo a Stone que el fenómeno se corresponde con un momento político en el que se socavan las estructuras de regulación conocidas, como la Comisión Federal de Comercio. "Estamos en un sistema gobernado por líderes de negocios, y eso es intrínsecamente problemático".

Su padre, hace medio siglo, pensó que los gigantes corporativos mantendrían su influencia sobre los clientes mediante el marketing. "Se equivocó en eso", escribió Stone para concluir. "Pero si viviera para ver que Apple vale USD 1 billón, probablemente se asustaría".

Las ventas de los productos de Apple

Apple tenía sólo el 5% del mercado de las computadoras personales cuando lanzó el iPhone. La imagen muestra la evolución del volumen de las ventas de las computadoras Macintosh, el iPod, el iPhone y el iPad entre 1996 y 2017. (Cuadro de Bloomberg Businessweek)

Apple tenía sólo el 5% del mercado de las computadoras personales cuando lanzó el iPhone. La imagen muestra la evolución del volumen de las ventas de las computadoras Macintosh, el iPod, el iPhone y el iPad entre 1996 y 2017. (Cuadro de Bloomberg Businessweek)
“MIRA COMO NOS PONEMOS”