RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 17 de oct de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Politica 15.06.2018

La premier británica enfrenta otra rebelión de legisladores por el Brexit

El Parlamento reclama más participación en la decisión final sobre el divorcio de la Unión Europea.

Fuente: Clarín por María Laura Avignolo

Otro día extraordinario y tropical en la Cámara de los Comunes británicas. Menos de 12 horas después de haber sofocado la rebelión más corta y menos gloriosa de los diputados conservadores que amenazaban el Brexit, la primera ministra Theresa May enfrenta otra.

Los legisladores conservadores que aceptaron no apoyar la enmienda del “voto significativo” del Parlamento en el final de las negociaciones del Brexit, aprobada por la Cámara de los Lores, a cambio de una personal promesa de la primera ministra de darles “mayor participación parlamentaria” en el debate y evitar una partida de la Unión Europea sin acuerdo, la amenazan con rebelarse nuevamente si no cumple su palabra.

La diputada tory Nick Morgan, una de la docena de diputados que se entrevistó con la primera ministra cuando el gobierno desesperadamente perdía el martes el voto y debió ceder ante sus propios legisladores rebelados, dijo que la primera ministra ofreció su compromiso personal de que una nueva enmienda iba a ser aportada para el gobierno para reemplazar “el voto significativo”a la hora del divorcio con Europa. El Brexit volvería al Parlamento si no hay acuerdo con Europa en febrero del 2019. Algo que May ha querido evitar desde el primer día.

Si esa enmienda no aparece, como sugirieron las palabras de Theresa May en la interpelación parlamentaria del miércoles frente a Jeremy Corbyn, Morgan advirtió que habrá otro rebelión. Los rebelados conservadores van a trabajar con la Cámara de los Lores para asegurarse que esos cambios sean forzados en la ley de “deseuropeización”, que se está debatiendo en los Comunes y debe volver a Lores. Ellos rechazan las actuales condiciones del Brexit y lo refrendaron en 15 enmiendas, que están siendo votadas ahora por los diputados.

Informe. Theresa May participa en una reunión sobre tecnología en el número 10 de Downing Street en Londres (EFE).

Informe. Theresa May participa en una reunión sobre tecnología en el número 10 de Downing Street en Londres (EFE).

El vacío es qué pasa si no hay acuerdo. ¿Cómo el Parlamento tiene su participación en estas circunstancias? Yo pienso que es muy importante que nuestro soberano parlamento exprese su opinión”, dijo Morgan.

La advertencia surgió por que los Brexitiers diputados conservadores dijeron que May no se había comprometido con los rebeldes. Su promesa era “solo mantener nuevas conversaciones” para discutir una nueva enmienda para reemplazar la que el ex procurador y diputado Tory rebelde Dominic Grieve había aceptado modificar y no otra cosa.

Retiro. Theresa May ldeja la residencia oficial de 10 Downing Street en Londres (AFP).

Retiro. Theresa May ldeja la residencia oficial de 10 Downing Street en Londres (AFP).

La negociación de los rebeldes conservadores con May consiguió que el Parlamento ponga una serie de barreras a la posibilidad de un No acuerdo con la Unión Europea. Pero los Brexitiers acusan a los diputados rebeldes de querer atar las manos en la negociación a May y que no es el Parlamento sino el gobierno quien negocia.

Jacob Rees Mogg, líder de los Brexitiers, dijo que se debe mantener la división de poderes entre los Lores y las Comunes. May respondió que los Lores deben apreciar que la gente votó el Brexit.

Una vez mas Theresa May es la rehén de un partido dividido entre euroescépticos y pro europeos. Cada día su ejercicio de sobrevivencia en el gobierno es buscar conformar a unos y a otros, con acuerdos efímeros e imposibles de cumplir.

Ahora May tiene solo 4 días para encontrar un compromiso que calme a los rebeldes Torys antes que la ley de “deseuropeización” pase nuevamente a la Cámara de los Lores. Si no lo consigue nuevamente es su cargo el que está en juego con más enmiendas de los Lores, que deben volver a pasar por la Cámara de los Comunes.

Históricos días con excepcionales acciones en la Cámara de los Comunes británica. En un acto sin precedentes, el Speaker de la Cámara John Berkow echó del recinto el miércoles, en plena interpelación parlamentaria a la primera ministra, al líder de los nacionalistas escoceses, Ian Blackford. Interrumpió el debate para exigir un voto inmediato sobre la enmienda de la devolución de poderes a Escocia, que había sido votado a las apuradas y sin debatir ayer.

El líder de los nacionalistas denunció que los conservadores “no respetan al parlamento escocés, que enfrenta una crisis constitucional.” El speaker lo desafió a sentarse. No lo hizo. Lo echó. Todos los diputados escoceses se fueron con él, en un caso sin antecedentes parecidos. Hablaron con la prensa desde el borde del río Támesis. La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon tuiteó su solidaridad y apoyo a su partido. La crisis está en pleno desarrollo. Jamás sucedió algo igual en la Cámara de los Comunes.

El caso muestra hasta dónde “la irracionalidad de los debates del Brexit”- como dice Dominic Grieve- exaspera a los diputados británicos y debilita al reino en su poder de negociación con la Unión Europea. En el corazón de este debate, la gran batalla es por un “soft Brexit”,que los euroescépticos no quieren aceptar. En ella se miden la fluidez de las lealtades y las palabras en las transacciones parlamentarias para conseguirlo.

El juez Luis Carzoglio cargó contra Majul, Feinmann, Ventura y Lanata