RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 17 de oct de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Economía 11.06.2018

12 tips para ahorrar combustible

Con el reciente aumento de los combustibles, ahorrar en consumo es fundamental. Si manejás de la manera correcta, podrás mejorar el promedio de manera considerable.

Fuente: Parabrisas

En momentos en los que cada insumo y producto aumentan, hacer rendir hasta el último peso es uno de los objetivos principales que todos persiguen. Lidiar con el reciente aumento del combustible en nuestro país hace que tengamos que salir a evaluar si realmente somos eficientes a la hora de manejar.

En términos de consumo, el primordial será la correcta elección del combustible. En los autos nafteros, la mayoría están calibrados para funcionar con combustible súper. Cargar premium es sinceramente un capricho que difícilmente podamos advertir en el uso, o en la integridad de los motores.

En los Diesel la situación cambia. Los motores más modernos, con sistema de inyección common rail, deben cargar gasoil premium (50 ppm de azufre), de lo contrario se pone en en riesgo la integridad de los costosos sistemas de inyección. El Diesel común quedará reservado para motores de generación antigua, que no corren peligro.

Dejando de lado la correcta elección del combustible, es posible también ahorrar en el consumo. Con estas sencillas acciones se puede lograr una maximización del combustible y así lograr un ahorro a fin de mes:

1) Arranques suaves: Uno de los factores principales del ahorro es utilizar de manera correcta el pedal del acelerador. Arrancar a toda velocidad en un semáforo elevará el consumo de combustible. También es una ayuda adelantarse a algunas situaciones, como por ejemplo, poner punto muerto al estar circulando con un semáforo en rojo por delante.

2) Evitar conducir cerca de otro auto: Esto ayuda a no estar pisando constantemente el freno y el acelerador, que hace que el rendimiento de la nafta disminuya mucho en proporción a cuando el manejo es a una velocidad regular y constante.

3) Apagar el sistema electrónico y el climatizador antes de cortar la corriente: sirve para que al volver a encender el motor se ahorre energía que el auto exige al iniciar todos estos dispositivos juntos.

4) Manejar hasta que el tanque esté agotado: Uno de los detalles a tener en cuenta es que siempre conviene agotar al máximo el tanque y recién entonces volver a cargar nafta, para sufrir menos el propio peso del depósito.

5) Deshacerse del peso innecesario: Un auto más liviano consume menos energía, por lo que, evitar sobrecargar el auto es indispensable. Recordemos que todo aquello que sea indispensable de llevar, debemos ponerlo en el baúl, más que nada por un tema de seguridad.

6) Apagar el motor en momentos de espera: Ya sea si aprovechamos el sistema de parada y arranque automático Start & Stop o no, mientras se espera a alguien o se debe hacer tiempo hasta resolver algún trámite, no hace falta tener el motor encendido.

7) Mantener limpio el filtro de aire: sostiene los niveles de potencia y eficiencia del motor, que gastará mucha más nafta con un filtro sucio. Utilizar aceite sintético ayuda a bajar el consumo de combustible en un promedio de un 5 por ciento, además de bajar la periodicidad en que el auto pide un nuevo cambio de aceite.

8: Vidrios no, climatización si: Bajar los vidrios aumenta considerablemente el consumo de combustible en la ruta, incluso más que al conectar el sistema de aire acondicionado. Convendrá apagar el sistema de aire acondicionado únicamente en climas templados, ya que en los fríos o de lluvia, evita que se empañen los vidrios, por lo que también hace a la seguridad.

9: Calibrar correctamente la presión de neumáticos: Tener los neumáticos inflados con la presión correcta es vital para optimizar el consumo de combustible. Cada una semana o quince días será una tarea que no debemos pasar por alto.

10: Cambiar en el momento adecuado: Si conducimos un auto con transmisión manual, se debe poner el cambio más alto posible una vez que la velocidad se encuentre dentro del rango lógico. Circular en cuarta marcha a 30 km/h no nos hará reducir el consumo, ya que el motor irá forzado, y necesitará más impuso para elevar la velocidad. En motores nafteros, cambiar entre las 2.000 y 2.500 rpm es lo más recomendable.

11: No calentar el motor: Una práctica habitual en otras épocas era calentar previamente el motor al salir de casa por la mañana. Olvidémonos de este método que reduce el rendimiento. Eso sí, hasta que tome la temperatura adecuada debemos ser más cuidadosos con el acelerador.

12: Temperatura ideal: Un motor frío, fuera del rango de temperatura ideal, consume más combustible que estando a la temperatura de uso. Debemos controlar que todo el sistema de refrigeración funcione adecuadamente, para que una vez alcanzada, la temperatura de funcionamiento se mantenga inalterada.

 

RELACIONADAS

El combustible sube al ritmo del dólar

El Ministerio de Energía tiene a la firma el aumento de combustibles. Entre el domingo y el lunes entrarán en vigencia los nuevos valores. Los incrementos acordados con las empresas impactarán en la inflación que no cede a pesar del optimismo discursivo del Gobierno.

¿Por qué gastamos combustible?

El ingeniero Alberto Garibaldi nos ofrece una mirada particular sobre las razones por las cuales consumimos combustible. Una clase magistral y esclarecedora en una época en la que llenar el tanque cuesta cada día más.

Goles Leoncitas en la final ante India y festejo por el Oro - #BuenosAires2018