RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 25 de abr de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Salud 05.01.2018

El yoga es bueno para la salud pero cuidado con las lesiones

Junto a un aumento del interés sobre la actividad, ha habido un aumento en las lesiones, particularmente entre los practicantes de mayor edad. 

Fuente: Infobae

El yoga puede ser la clave para envejecer bien, según un creciente cuerpo de investigación sobre sus beneficios potenciales para el cuerpo y la mente, beneficios que incluyen reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial, aliviar la ansiedad y la depresión, y aliviar el dolor de espalda. Un estudio reciente incluso planteó la posibilidad de cambios positivos en los marcadores biológicos del envejecimiento y el estrés en las personas que hacen yoga.

Así que sorprende que el número de practicantes de yoga en Estados Unidos se haya más que duplicado a 36,7 millones en la última década, con beneficios de salud como la principal razón por la que las personas lo practican, de acuerdo al estudio Yoga in Americarealizado en 2016 en nombre del Yoga Journal y la Yoga Alliance.

Mientras que los entusiastas del yoga, a menudo, se representan como jóvenes y flexibles, la realidad, según el estudio Yoga in Americaes que el 17 por ciento están en sus cincuenta y el 21 por ciento tienen sesenta años o más.

Junto a este aumento de interés ha habido un aumento en las lesiones, particularmente entre los practicantes de mayor edad. "Los participantes de 65 años o más tienen una mayor tasa de lesiones al practicar yoga en comparación con otros grupos de edad", escribieron los investigadores el año pasado en un estudio de casi 30,000 lesiones relacionadas con yoga atendidas en los departamentos de emergencia de los hospitales de Estados Unidos de 2001 a 2014. "Si bien hay muchos beneficios para la salud al practicar yoga, los participantes y aquellos que deseen convertirse en participantes deben consultar con un médico antes de dedicarse a la actividad física y practicar solo bajo la guía de instructores certificados".

(Archivo)

(Archivo)

Como terapeuta de yoga que ha enseñado en entornos médicos durante casi 20 años, me resulta angustiosamente común escuchar las experiencias negativas y las lesiones que las personas han sufrido en las clases de yoga. Las historias que relatan mis alumnos sugieren clases que fueron demasiado difíciles para ellos y / o que fueron enseñadas por un instructor inexperto o poco capacitado. Incluso los instructores que están preparados para enseñar a jóvenes capaces, generalmente tienen una comprensión limitada de las consideraciones de seguridad que son esenciales cuando trabajan con personas de mediana edad o mayores y personas con problemas de salud tales como lesiones del manguito de los rotadores, artritis, glaucoma, hipertensión y enfermedad cardíaca.

Afortunadamente, hay un reconocimiento creciente de la importancia de la práctica segura de yoga junto a la profesionalización del campo. Para practicar yoga mientras se reducen los riesgos, aquí hay cinco estrategias para ayudar a los adultos mayores, así como a las personas con problemas de salud, a envejecer bien con el yoga.

1- Comienza donde estás, no donde crees que deberías estar. Si eres nuevo en el yoga, prueba una clase para principiantes, incluso si estás en forma y activo, porque el yoga no se trata solo de lo que haces, sino de cómo lo haces. A diferencia del ejercicio occidental, el enfoque yóguico es equilibrar el esfuerzo con la relajación, lo que puede ser sorprendentemente difícil para muchas personas acostumbradas al énfasis de nuestra cultura en esforzarse, competir y estar "en ello para ganar". De hecho, aprender a no forzarse, apresurarse o ser ambicioso para verse de cierta manera puede ser una de las partes más desafiantes (y terapéuticas) de la práctica. Tómate el tiempo para aprender cómo pasar a una postura en un punto en el que te sientas desafiado pero no forzado.

(iStock)

(iStock)

2- Reconocer que los estilos de yoga varían ampliamente. Las clases de yoga van desde vigorosas y atléticas hasta relajantes y reconstituyentes, con una confusa variedad de híbridos modernos como yoga con cabras y gatitos, y yoga ofrecido en una tabla de paddleboard. Para encontrar una clase diseñada para cuerpos maduros busca "Yoga para mayores de 50" o "Senior Yoga".

Hatha Yoga es el nombre para cualquier tipo de yoga que enseña posturas físicas. Esto significa que prácticamente todas las clases de yoga en el oeste son Hatha YogaPero cuando una clase se comercializa como tal, generalmente significa un enfoque no artificioso para las posturas básicas y la respiración, que puede ser un buen punto de partida. Viniyoga y Kripalu son estilos relativamente suaves que pueden ser apropiados para personas con problemas de salud. El yoga restaurativo implica el uso de soportes (como mantas y bloques de yoga o almohadones) para apuntalar a los estudiantes hacia posturas pasivas que promueven un profundo descanso. Los centros de medicina integral y de bienestar basados en hospitales pueden ofrecer clases diseñadas para personas con dolencias específicas, como cáncer o dolor de espalda.

(iStock)

(iStock)

3- Encuentra un maestro bien entrenado y experimentado. Pregunta a los posibles instructores sobre sus credenciales, cuánto tiempo han enseñado yoga y si han tenido algún tipo de capacitación especial y / o experiencia enseñando a personas mayores. Pide ver una clase para comprobar si es adecuada. Esta una buena forma de evaluar al instructor. Un buen profesor de yoga actuará como guía, ayudando a los estudiantes a explorar qué funciona mejor para ellos mientras intentan cada postura. Para las personas con problemas de salud, puede ser ideal trabajar individualmente con un terapeuta de yoga certificado.

(Archivo)

(Archivo)

4- Habla con tu proveedor de atención médica. Si tienes problemas médicos, obtén orientación sobre precauciones de movimiento específicas. Por ejemplo, se puede aconsejar a las personas con glaucoma que eviten posiciones "cabeza abajo", lo que puede aumentar la presión en el ojo. El yoga caliente puede ser problemático para las personas con enfermedades del corazón porque las altas temperaturas pueden aumentar la carga de trabajo cardíaco. Reconoce, sin embargo, que muchos médicos saben muy poco sobre el yoga y puede suponer que estás planeando ponerte de pie por la cabeza. Dile a tu proveedor que te gustaría probar yoga suave que consiste en movimientos simples, estiramientos y prácticas de respiración.

5- Deja las excusas de que eres muy viejo. No es necesario ser joven, apto o flexible para probar yoga. Si puedes respirar, puedes practicar yoga.

Se reanudó el debate parlamentario sobre la despenalización del aborto