RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Lun, 20 de nov de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Politica 16.11.2017

Un derrumbe récord de la producción petrolera ahoga más a Venezuela

La cantidad de barriles cayó a su nivel más bajo en casi 30 años; el desplome agrava la situación económica, en momentos en que el gobierno intenta renegociar la deuda

Fuente: La Nación

Las pésimas noticias económicas se acumulan sobre la mesa de Nicolás Maduro. Por primera vez en 28 años, la producción venezolana de petróleo cayó por debajo de los dos millones de barriles diarios. Según las cifras hechas públicas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Venezuela sumó 1.995.000 barriles diarios durante octubre, lo que supone una pérdida de 130.000 barriles respecto del mes anterior.

Todo lo contrario. "Desde que Maduro tomó el poder la producción petrolera ha caído 657.000 barriles por día de acuerdo con Pdvsa, lo que representa una caída de ingresos de 13.353 millones de dólares a los precios actuales", estima Alejandro Grisanti, director de Econanalítica.

"Pdvsa está al borde de la quiebra y [el gobierno] sabe que no puede pagar [la deuda externa]", acusó Stalin González, jefe de la bancada opositora en el Parlamento.

La economía venezolana se parece más cada día que pasa a ese enfermo internado en terapia intensiva al que un día le falla un órgano y al siguiente contrae una virus intrahospitalario. Una situación crítica que sirvió como escenario a la primera reunión en Caracas entre los tenedores de la deuda venezolana y la comisión presidencial de Nicolás Maduro, cerrada sin ningún avance y con muchas dudas.

Gran parte de esta deuda le corresponde a la petrolera estatal, que asegura haber cumplido en las últimas semanas con un pago de 2000 millones de dólares. Pese a ello, la corporación financiera Fitch rebajó la semana pasada la nota de Pdvsa ante un default "altamente probable".

Mientras, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA) retrasaba hasta hoy la discusión sobre el incumplimiento, o no, de los pagos de Pdvsa.

Expertos explican el desplome petrolero por una suma de factores "made in revolución", marcada por los impagos a proveedores, la corrupción y la mala gestión de sus directivos. La situación es aún peor si se tienen en cuenta las fuentes secundarias, que reducen la producción en octubre hasta 1.863.000 barriles.

Para Francisco Monaldi, uno de los principales expertos del país, la clave del derrumbe ha sido el gasto de los ingresos petroleros en actividades no relacionadas con la industria, lo que habría limitado las inversiones y las mejoras. Pdvsa fue durante 19 años el principal brazo financiero del chavismo para llevar a cabo su política de control social en el interior del país y de proselitismo político e ideológico en el exterior.

Pese a que la situación económica es aún más oscura que el petróleo que saca de las entrañas de la tierra, el Ministerio de Petróleo reivindicó ayer su proceder político recuperando unas palabras de Hugo Chávez: "Gracias a Dios y a nuestro pueblo recuperamos la industria petrolera, y eso no lo vamos a perder nunca porque es lo que nos permite dirigir mayores recursos para el área social, alimentación, salud y vivienda".

No lo considera igual el fiscal chavista Tarek William Saab, que ayer destapó parte de la trama corrupta encontrada en la Faja Petrolífera del Orinoco. Diez funcionarios, incluido un viceministro, se han sumado a las 32 capturas previas. El funcionario, que sustituyó de forma ilegal a la fiscal rebelde, Luisa Ortega, valora en 1146 millones de dólares el daño patrimonial sufrido por la nación. Ninguno de los detenidos es un "pez gordo" del chavismo.

"¿Cómo creer que las cifras de producción oficiales sean ciertas cuando acaban de detener a funcionarios de Pdvsa por certificar producción inexistente?", se cuestionó el economista José Toro Hardy.

Los sindicatos petroleros revelaron que desde hace dos meses técnicos rusos y chinos se desplegaron por las refinerías más importantes de Pdvsa para iniciar reparaciones urgentes, dado su estado de deterioro.

Las facturas de gas aumentarán 45% para usuarios residenciales y 58% para comercios