RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Jue, 21 de sep de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Información General 13.09.2017

A DOS AÑOS

Santa Fe merece saber quién es el responsable de la muerte de Antonella

Este miércoles hacen una convocatoria para pedir justicia por Antonella Olmedo en la puerta del local donde ocurrió el siniestro (J.J. Paso y 4 de enero), ya que se cumplen 2 años de la explosión.

Por: Agenciafe / Fuente: Agenciafe

Marcela Olmedo

Marcela Olmedo. Parte II

El 13 de noviembre se cumplen dos años de la explosión en el local panaderil “Franco Colella” de J.J. Paso al 2900. Antonella Olmedo tenía 20 años y sufrió quemaduras entre 70% a 75% de su cuerpo, con afectación de las vía aéreas. La empleada de la firma falleció a los 32 días de la explosión.

En diálogo con “Línea Abierta”, su madre, Marcela Olmedo contó: “Tengo la mala suerte de no recordar la cara de esta gente, porque ellos caminan tranquilamente por las mismas calles que camino yo. Yo los considero asesinos de mi hija, Nadia Sanchez (encargada de la firma) porque a ella le hicieron muchos avisos del olor de gas, siempre hizo caso omiso de lo que le decían, las trataba como tontas, les decía que no tenían ganas de trabajar. Nicolas Francisco Colella es el dueño de la firma y Martín Welmer que es el propietario del local. La municipalidad nunca supo que ahí funcionaba una panadería, nunca hicieron el cambio de titularidad y no se permitían las inspecciones de LitoralGas. Todo eso hizo que nunca se supiera que faltaba el tapón”.

Sobre el proceso que se está llevando a cabo señaló: “Estamos esperando la elevación a a acusación para más adelante poder llegar a un juicio oral. Ellos quieren un juicio abreviado porque no quieren la exposición pública, yo creo que todo Santa Fe debe saber quiénes son los responsables de Antonella, primero mi familia y yo. El sufrimiento es muchísimo, pero confío en Dios y en la justicia que los responsables de la vida de mi hija van a estar presos”.

Frida Sofía, la niña que implora ser rescatada de los escombros de su colegio