RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Vie, 28 de jul de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Salud 07.05.2017

Cannabis medicinal: marcha por el autocultivo

Será este sábado, a las 15 horas, desde el Ministerio de Salud hasta la Legislatura. La organiza el grupo Mamá Cultiva Santa Fe para pedir que se autorice un registro de cultivadores solidarios para pacientes que utilizan aceite de cannabis.

Fuente: LT10

Ignacio tiene 14 años. Desde los 8 meses le diagnosticaron una encefalopatía crónica no evolutiva y desde entonces comenzó la lucha de su familia por brindarle calidad de vida. Fue entonces que su madre conoció la terapia de uso de aceite de cannabis medicinal y comenzó otra pelea: la de que ese remedio sea de acceso para todas las personas que pasan por la misma situación. Hoy por hoy son 86 los pacientes con enfermedades degenerativas que en la Provincia forman parte de la organización sin fines de lucro Mamá Cultiva. La misma está conformada por familias de Venado Tuerto, Sauce Viejo, San Carlos, Recreo, Santo Tomé, Santa Fe y Rosario.

Patricia Molina dirige Mamá Cultiva Santa Fe. Nos recibe en su hogar donde todo ha sido puesto en función de los cuidados de Ignacio, su hijo. “Decidimos realizar esta marcha desde el Ministerio de Salud porque si bien Santa Fe sancionó, promulgó y reglamentó su ley para el uso de cannabis medicinal nos encontramos con la dificultad que pese a todos los reclamos que hemos realizado no se incorporó al igual que en la ley nacional un registro de pacientes y usuarios de cannabis medicinal. Pedimos que quienes cultivamos estemos amparados ante un allanamiento que se produzca en los domicilios donde se encuentran esas plantas que son para uso medicinal”, dice.

La solicitud de Molina tiene que ver con que en la actualidad solo un tipo de aceite es importado a la Argentina con un costo estimativo de 4 mil pesos. Además, ese producto no sirve para todas las patologías. Por eso, la titular de Mamá Cultiva insiste: “hasta que el estado investigue, produzca, evalúe, siembre, cultive, coseche y elabore el aceite va a pasar mucho tiempo y en ese mientras tanto nos encontramos estas familias que sabemos que cepa sirve para la patología del paciente y pedimos que se protejan esas plantas (…) El producto que se importa incluso no sirve para todos los pacientes pediátricos y por eso se recae en el autocultivo”.

“Al destruir una planta ante un allanamiento le estas sacando la medicina a un paciente y es ir en contra de la vida misma porque hoy por hoy esa planta le está brindando calidad de vida al paciente”, asegura Patricia. Y recuerda todo lo que pasó antes de llegar a conocer esta terapia: “yo me enteré a fines de 2014 y como al resto me chocó. Empecé a investigar y a leer. Un año después se lo plantee al neurólogo que lo veía a Ignacio y obviamente no podíamos hacer nada porque el producto con el que se hace el aceite estaba prohibido. En febrero de 2016 se logró la importación de aceite y se abrió el campo para todo esto. Ahí surge Mamá Cultiva”.

“Surgimos para aquellos pacientes que no tienen acceso a esta medicación porque además de cara había que seguir todo un protocolo. Necesitabas ir a Buenos Aires a autorizar y comprar. Es muy burocrático y está lejos de ser accesible a la gente sobre todo a aquel paciente más vulnerable. Porque quien tiene obra social pelea con ella pero el que no la única manera que tiene es a través del autocultivo”, insiste Patricia. 

Una cultivadora solidaria
Gabriela Musuruana se suma a la charla y cuenta su experiencia. “Al ver el  movimiento de las madres y las necesidades me sumé. Hace un montón que cultivo para ayudar (…) Hay muchos cultivadores solidarios pero hay mucho miedo a decirlo porque es un delito federal. Una persona que tiene un cultivo en su casa paga de 4 a 15 años lo mismo que un homicida”, relata. Ella y otros cultivadores realizan un trabajo de hormiga para elaborar el aceite medicinal, siempre pensando en el tiempo: “la planta tiene un proceso de 6 meses al menos y mientras tanto los chicos quedan sin medicina. Y para eso tenés que seguir cultivando para tener un frasquito de aceite”.

“Yo no tengo miedo de contarlo. Y mis vecinos saben que cultivo solidariamente. Se le pide a la gente que se informe más y que cortemos con el tabú social de la marihuana. Es una alternativa natural que ha servido y sirve a muchas personas”, agrega la joven. La marcha a favor del cultivo partirá a las 15 horas desde el Ministerio de Salud hacia la Legislatura donde además habrá una charla sobre el uso medicinal del cannabis. “La idea es pasar una tarde en familia porque iremos con pacientes y padres, tíos, abuelos”, aporta Patricia Molina.  

Diputados rechazó expulsión de De Vido