RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 24 de jun de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Politica 21.04.2017

Acuerdo para recuperar la empresa Mefro Wheels

Se preservará más de un centenar de puestos de trabajo. Habrá aportes de la provincia y la Nación a los trabajadores. Emotivo acto en la UOM.

Fuente: La Capital

La autopartista Cirubon se hará cargo de la planta industrial de Mefro Wheels en Rosario y reactivará la única fábrica de llantas del país, luego de cuatro meses de parálisis. De esa manera, preservará su fuente laboral más un centenar de trabajadores que lucharon duro para evitar la liquidación de la empresa. El anuncio se realizó en un emotivo acto en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

"Estamos defendiendo los puestos de trabajo y una fábrica, pero también estamos salvando a toda una actividad productiva", dijo emocionado el titular de la UOM, Antonio Donello, al informar el acuerdo por el cual la empresa de Villa Gobernador Gálvez se hará cargo, a través del pago de un canon, de la fábrica de llantas cerrada por sus dueños alemanes. A partir del acuerdo, la planta tomará el nombre de su nueva controlante y retomará en un plan gradual a la mayoría de los obreros que sostuvieron su continuidad, con el salario de convenio y la antigüedad correspondiente.

Horas antes del anuncio, los operarios aceptaron por unanimidad el acuerdo. Ya en la sede del gremio, se irguieron tras el panel en el que dirigentes sindicales y autoridades provinciales y nacionales ofrecieron los detalles del plan de salvataje. Todos los oradores subrayaron su papel en la batalla para salvar la fábrica. Lifschitz los consideró "un símbolo de resistencia y lucha en defensa de la industria nacional". Y extendió ese reconocimiento a los conductores de la UOM local, a quienes puso como ejemplo virtuoso para rechazar "las críticas que por estos momentos se vienen escuchando hacia los dirigentes gremiales".

Donello devolvió las gentilezas al agradecer el eco que tuvieron desde el primer momento en los ministerios de Trabajo y Producción de la provincia para evitar el cierre de la firma. También agradeció a la administración nacional, que se sumó en las últimas semanas al plan de rescate.

El ministro de Producción de la provincia, Luis Contigiani, quien se llevó un sostenido aplauso de los trabajadores, recordó que cuando el año pasado recibieron junto a su par de Trabajo, Julio Genesini, las inquietudes por el futuro de la planta, se convencieron de que "era una causa justa". Y de que no había que repetir "el error de los años 90", cuando cerró en Rosario la única fábrica de motores para la línea blanca del país. Esa producción nunca volvió. "Hoy se cumplieron dos objetivos: los trabajadores, que se la bancaron y mantuvieron unidos, sostienen sus puestos de trabajo, y una pyme de la provincia, como Cirubon, da un paso de crecimiento".

Ricardo Ciccarelli, dueño de Cirubon junto a su hermano Daniel, recordó los orígenes de esta empresa familiar, y destacó su rol en el proceso de salvataje. "Somos parte de las pymes que están sufriendo, pero aquí estamos", dijo, y saludó enfáticamente que "todos los sectores políticos se hayan puesto de acuerdo para salvar" la fábrica de llantas rosarina.

En sintonía se expresó el diputado nacional de Cambiemos José Nuñez, quien llevó a la reunión el saludo del presidente Mauricio Macri y de los ministros Jorge Triaca y Francisco Cabrera. "Cuando se trabaja en conjunto salen las cosas", enfatizó.

El acuerdo

Pablo Cerra, asesor legal de la UOM, y uno de los artífices del acuerdo, explicó que el nuevo dueño se comprometió a respetar el convenio laboral metalúrgico a los trabajadores, lo que incluye la antigüedad. Ese tema había estado en discusión semanas atrás, cuando los Ciccarelli formalizaron su decisión de operar la planta y se sumó la Nación a las conversaciones.

La incorporación de los obreros, que tendrán estabilidad por un año, será gradual. De los 170 empleados que tenía la firma en enero, cuando su dueño alemán cerró las puertas, hay un grupo que se alejó. Del colectivo que siguió en la pelea, un centenar será reincorporado lo antes posible. Entre 20 y 30 trabajadores quedaría para una segunda ronda de incorporación. El orden de ingreso será gestionado por los mismos empleados.

Igualmente, en el Ministerio de Producción de la provincia confían en que la recuperación de la firma y la incorporación de nuevos productos demande en el futuro mayor cantidad de trabajadores.

La puesta en marcha de las operaciones requerirá 60 y 90 días, por cuestiones productivas y por la compleja estrategia legal que se deberá seguir.

Es que Mefro Wheels entrará en concurso preventivo y Cirubon pagará un canon, que se estima sería de entre 300 mil y 350 mil pesos por mes, para gestionar su planta. La idea es que en el marco de la convocatoria la mitad de esos recursos se destine a conformar un fondo para pagar indemnizaciones y créditos laborales.

Los empleados no perderán sus derechos a cobrar, dentro de la convocatoria, sus acreencias laborales.

Compensación

Igualmente, sean reincorporados o no en la primera ronda, recibirán una compensación de 91 mil pesos cada uno, que se irá desembolsando durante los próximos tres meses. Esos recursos serán aportados por los gobiernos nacional y provincial. La cartera productiva local depositará la semana próxima la suma correspondiente a 25 mil pesos por obrero. El resto, según explicó la delegada del Ministerio de Trabajo de la Nación, Verónica Solmi, llegará desde la Nación a través de programas de las carteras laboral y de Producción, como Repros, fondo de desempleo y Transformación Productiva.

Ciccarelli dijo que el plan de producción para la planta contempla ampliar la línea de trabajo a otras autopartes, no sólo llantas. Por lo pronto, ya entablaron conversaciones con automotrices, como Toyota, para retomar la provisión. Entre los participantes del acuerdo confían en acordar con las terminales una suerte de "cupo de hecho" para preservarse de la invasión de importados. También recordaron que la nueva ley de autopartes otorga beneficios a los fabricantes de autos que incorporen más piezas nacionales.

Obreros de GM no lograron ser recibidos por Triaca

Una delegación de trabajadores suspendidos de General Motors intentó sin éxito ser recibida ayer por el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca. Los obreros cuestionan el acuerdo entre la automotriz y Smata para suspender a 350 empleados por considerar que se trata de sentencias de despido. La delegación se concentró frente al Congreso, visitó la escuela itinerante en apoyo a la lucha docente y marchó al Ministerio de Trabajo, donde pretendió llevar su planteo directamente ante el titular de la cartera, Jorge Triaca, aunque sin éxito. La intención era acceder al "expediente de sumo secreto que manejan el sindicato y la empresa", apuntó Sebastián Romero, representante de los suspendidos; exigir su nulidad por "ser ilegal e ilegítimo" y pedir una solución a la desesperante situación de los obreros.

La oposición venezolana realizó una nueva marcha contra Maduro