RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 22 de nov de 2017
RECIBIR NEWSLETTER

Ciencia y Tecnología 20.04.2017

Cómo convertir el televisor viejo en un smart TV

Una alternativa para darle nueva vida a un artefacto retro y contribuir a reducir la basura digital. Tutorial paso a paso.

Fuente: Infobae

Es posible revivir el viejo televisor de tubo y convertirlo en un smart TV. No hace falta ser un experto ni hacer grandes inversiones. En poco tiempo y con la "magia" de la tecnología se podrá reinventar ese aparato que probablemente se encuentre olvidado en algún rincón, juntando polvo.

Para hacer esta transformación se requieren los siguientes elementos: un Apple TV o Chromecast, un conversor HDMI a RCA, un cable RCA, un cable HDMI a HDMI y un celular o tablet.

1. Primero se debe conectar un extremo del cable RCA al televisor y el otro, al conversor HDMI. Luego hay que enchufar el televisor y el conversor.

2. Después, se usa el cable HDMI para conectar el Apple TV con el conversor y se conecta a la red.

3. Finalmente, se vincula el celular, que en este caso es un iPhone, con el Apple TV, por medio de la opción Duplicación AirPlay.

4. Una vez hecho todo esto, se podrá usar el televisor viejo para navegar por las diferente opciones del menú que ofrece Apple TV o bien reproducir cualquier contenido desde el teléfono como películas, videoclips o lo que se desee.

Es un sencillo tutorial que se puede realizar utilizando diferentes equipos que posiblemente se tengan a mano. En el caso del conversor HDMI a RCA, que seguramente haya que adquirir puntualmente para realizar este trabajo, no se requiere una gran inversión de dinero: vale entre 300 y 500 pesos.

Se trata de una idea para darle una nueva oportunidad a un dispositivo que quizás esté olvidado. Por otra parte, es una buena iniciativa para evitar seguir acumulando basura digital y contribuir a reducir la contaminación ambiental. Y si no, aunque más no sea, se trata de un nuevo conocimiento, y nunca está de más aprender algo nuevo.

Una cápsula capaz de sumergirse hasta 260 metros se encuentra en el sur argentino