RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Vie, 16 de nov de 2018
RECIBIR NEWSLETTER

Lugares y Placeres 28.01.2017

GASTRONOMÍA REGIONAL

La cerveza artesanal, una cultura que se expande en la ciudad

 Enero es mes aniversario para dos de los emprendimientos cerveceros que apostaron al fortalecimiento de un nuevo modo de disfrutar la bebida que más identifica a los santafesinos. 

Por: Agenciafe /

 El crecimiento de la cerveza artesanal se sigue afianzando en Santa Fe. Muestra de ello son las celebraciones que se organizan en la ciudad en torno a esta bebida que tanto identifica a los santafesinos: el ya tradicional Festival de la Cerveza y Gastronomía Invernal, además del festejo de San Patricio y la reciente Fiesta de la Chopera, que ya va por su cuarta edición, son producto de la expansión del sector, que se encuentra nucleado en el Clúster de la Cerveza Santafesina y asociaciones civiles como la Cámara de Cerveceros Artesanales y Cerveceros Santafesinos, entre otras entidades.

“La cerveza artesanal no es moda, es cultura. La cultura no pasa de moda. Esto tiene una base sólida de muchos años de historia cervecera en la ciudad y lo que hacemos nosotros es reinterpretarla, contando nuevas historias”, sostuvo Daniel Llinas, uno de los fundadores, junto con Federico Zwiener, de la cervecería Palo y Hueso, que desde hace cuatro años abrió sus puertas en el ala este del Centro de Convenciones Estación Belgrano inaugurando Estación Saer, el primer brewpub de la ciudad.
La apertura de este espacio fue una propuesta que acercaron al Gobierno de la Ciudad bajo el Régimen de Iniciativa Privada: “Que la Municipalidad nos haya dado la oportunidad de escucharnos y nos haya permitido presentar este proyecto para llevar a cabo en uno de los lugares más lindos y emblemáticos de la ciudad es maravilloso. Por la Estación Belgrano pasaron miles de inmigrantes que sentaron las bases de nuestra cultura cervecera y hoy somos nosotros quienes podemos revivir el antiguo bar de la Estación con una impronta más moderna, dejándonos también la posibilidad de contar nuestra historia”, contó Daniel.

Cultura cervecera

Desde 2013, Palo y Hueso viene creciendo de modo exponencial: la marca empezó con cuatro estilos de cerveza y hoy ya tiene más de 15 en su haber. A la ya clásica India Pale Ale (IPA), se le suman variados estilos como Irish Red Ale, Dry Stout, Brown Ale, Golden Ale, Boston Ale y la premiada Weissbier. En 2016, se incorporaron a la carta cervecera los estilos American Pale Ale, Hopfen Weizzen Bock y Dunkel Weissen. El estilo Ginger Honey (de jengibre y miel) “fue una de las primeras cervezas que hicimos ya instalados en la Belgrano, y la seguimos haciendo cada tanto por una cuestión casi de culto”.

Brewpub Estación Saer no es el único lugar donde se comercializa Palo y Hueso. En total, son 10 los bares de la región en los que la marca desembarcó con su impronta en locales de Santa Fe, Esperanza, Paraná y Rosario.

Este sábado, la cervecería festeja su cuarto aniversario en la Estación Belgrano desde las 20 con un festival en el que se ofrecerán platos pensados para acompañar los más de 15 estilos de cerveza tirada que se producen a la vista en el lugar. En los festejos, se presentará la banda rosarina Mamita Peyote.
La cerveza es la base cultural de este multiespacio que crece: “La gente se apropió de la cerveza y del lugar, siente que viene a su casa. Vienen con amigos y se apropian del espacio de distintas formas: organizadores de eventos vienen a cerrar conferencias y congresos a nuestro brew porque quieren mostrarle el lugar a sus pares, familiares y amigos”, ejemplificó. “La gente se adueña de lo que está pasando, viene con su impronta cultural, que también es bienvenida”.

Cerveceros unidos

En Luciano Molinas y Sarmiento, lo que empezó siendo una fiambrería gourmet en 2012, cinco años después se convirtió en un brewbar en el que, como su denominación lo indica, se producen los cuatro estilos que ofrece la marca de cerveza artesanal Comillas: Pale Ale, Porter, Dorada y Weissbier se pueden disfrutar en el lugar pidiendo un vaso o una pinta, o bien en botellas de 500 cm3, botellones recargables de litro y barriles de 30 y 50 litros.
Para Adrián Robaina, dueño de Comillas, el hecho de elaborar la cerveza in situ tiene muchas ventajas: “Tenés la suerte de tomar una cerveza que se hace en el lugar, que no está manipulada por no haber sido transportada. Mientras más cerquita la tomes de donde se hace, va a estar más pura, fresca y natural”.

Al igual que Palo y Hueso, Comillas integra la Cámara de Cerveceros Artesanales Santafesinos y del Clúster de la Cerveza Santafesina que conformó en 2014 y está integrada por el Gobierno de la Ciudad de Santa Fe, el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, UNL, UTN Regional Santa Fe, Compañía Industrial Cervecera SA, Asociación Civil Cámara de Cerveceros Artesanales y la Asociación Civil Cerveceros Santafesinos (en formación).

“Los beneficios de ser parte del clúster son muchísimos: no es lo mismo poner el pecho de a uno que luchar en conjunto. Al estar integrado por distintos organismos, el clúster es un respaldo muy grande para nosotros”. También, Adrián elogió la nobleza del producto alcanzado por los maestros cerveceros artesanales de la ciudad: “Estamos teniendo un producto de muy buena calidad, muy parejo entre todos y eso me pone muy contento. Yo puedo poner las manos en el fuego por Comillas y por todos los chicos de Santa Fe que estamos haciendo una cerveza de buena calidad”, declaró Adrián, y Daniel Llinas completó: “El clúster nos ayuda a todos los cerveceros locales a posicionarnos comercialmente, tanto a nivel local como zonal”. Los dos, además, agradecieron al Gobierno de la Ciudad por “apoyarnos constantemente porque desde un comienzo los tuvimos al lado”.

En crecimiento

Con jazz, soul y blues este jueves 26 Comillas celebró cinco años de este proyecto cervecero con Medieval y Yacaré como marcas invitadas. El evento contó con el apoyo del Gobierno de la Ciudad, el Gobierno de la Provincia y de Adictos al Lúpulo.

Ante este nuevo aniversario, Adrián Robaina valoró “haber incursionado en un mercado que era desconocido acá en la ciudad, porque la gente no conocía lo que era la cerveza artesanal. A nosotros nos costó mucho que se empiecen a conocer sabores, aromas y estilos diferentes a lo que los santafesinos estábamos acostumbrados”, relató y celebró que con el tiempo se logró “que la gente venga y te pida un estilo específico de cerveza, que es muy lindo y alentador. Atrás de esto está todo el trabajo, el esfuerzo y años de sacrificio”.

En el presente, la marca local se encuentra en plena expansión y festejó que “en Santa Fe estamos todos unidos luchando por un interés común, que es la cerveza. Hoy por hoy, estamos todos unidos, luchando, y venimos avanzando bastante, a pasos agigantados”, ponderó el brewmaster de Comillas.
Un hombre grabó un video escapando de los devastadores incendios en California