RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 25 de may de 2019
15ºC / 73%
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 04.04.2016

NEWELLS EMPATÓ CON ALDOSIVI EN CASA Y SE DISPARÓ EL CLÁSICO RECLAMO

Ñuls sigue transitando el camino de las adversidades y no encuentra la salida. Estiró la racha a 5 partidos sin ganar en el ciclo de Osella. La gente exigió ganarle a Central.

Por: Agenciafe/La Capital /

 Otro empate. Otra presentación fallida. Y otra desaprobación del juez leproso: el hincha. Cualquiera le hace partido a Newell’s y se le anima. Si hasta pudo perderlo si Aldosivi lo buscaba con mayor determinación en un momento en que la Lepra estaba derrumbado psicológicamente. Ahí está el punto en cuestión, en la cabeza. Cuando no se está bien de arriba todo resulta complejo. Eso es lo que viene padeciendo este equipo desde sus orígenes del torneo 2016 y no logró resolver con Diego Osella al mando del grupo. La estantería está endeble en todos lados, desde lo dirigencial hasta lo futbolístico. Ahora el pedido ya es uno solo: ganar en la fecha 12.
  El apoyo siempre está. El respaldo aparece inalterable. La gente acompaña más allá de que las penas sean mayores a las alegrías. El Coloso estuvo como siempre, colmado de pasión y, a la vez, con ansiedad por una alegría. Esa tan postergada y que parece egoísta para los leprosos. Después de las últimas lluvias hasta el sol se asomó en plenitud para iluminar a un equipo urgido de una victoria. La que debía lograr sin importante el cómo. Sumar de a tres era la cuestión.
  Como siempre le sucedió a este Newell’s, el andar o el nombre del rival no era para tener en cuenta. A lo largo del campeonato le costó con todos. Por algo los puntos obtenidos eran tan escasos. La paciencia tuvo que ser extrema, porque la primera situación concreta apareció casi sobre la media hora cuando Galván salvó sobre la línea para que todos se tomaran de la cabeza. La acción siguiente derivó en el golazo de Nehuén que trajo una Paz transitoria y un desahogo intenso en el Coloso Marcelo Bielsa.
  Aldosivi tuvo que pensar con más determinación en el arco de enfrente. Newell’s, por su lado, atrasó sus líneas para explotar el contragolpe. El Tiburón con más ganas que ideas presionó y encerró al equipo rojinegro durante algunos minutos y eso disparó el grito clásico que bajó de la popular Diego Armando Maradona. “Jugadores, jugadores, no te lo decimos más, si en la doce no ganamos, que quilombo se va a armar”, rezaba el aviso tribunero dentro de un contexto en el que Newell’s quedó lejos del protagonismo añorado y hoy el partido de la salvación en el semestre parece ser el choque con Central dentro de tres fechas, en el Coloso.
  Los nubarrones aparecieron y el brillo del sol se atenuó cuando falló Cáceres en un intento de despeje cuando iban 76’ y Aldosivi pegó el golpe para la igualdad transitoria y que sería definitoria. El dato: era el segundo gol del Tiburón en condición de visitante.
  El cierre del partido mostró una imagen repetida en los últimos tiempos. Con un equipo dejando la cancha mirando al piso, lleno de pesadumbre y bajo una ola de silbidos que sonaba con intensidad en el Coloso. Otros hinchas dejaban el estadio resignados, sin ninguna reacción adversa. Sometidos a la amargura.
  Newell’s no gana. Tampoco entrega una dosis de confianza que permita matizar la falta de resultados. Sigue transitando el camino de las adversidades y no encuentra la salida para iluminarse y recuperar algo de la confianza, esa que hoy sigue ausente. Argentinos y Huracán aparecen en el horizonte, aunque la mirada fija está en Central, en la fecha 12. El partido del semestre. Así lo dictaminaron los leprosos, una vez más, ayer en su casa.
Se realizó en la Catedral de Buenos Aires el tradicional Tedeum del 25 de Mayo