RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Sáb, 25 de may de 2019
15ºC / 73%
RECIBIR NEWSLETTER

Judiciales 22.02.2016

EN LA CIUDAD DE ROSARIO

Salió la sentencia por el crimen de la militante social de Barrio Ludueña, Mercedes Delgado

El juez José Luis Mascali condenó a 16 años de prisión a Héctor Riquelme como autor material del asesinato ocurrido en enero de 2013, durante un tiroteo entre bandas. "Mató a una mujer que hacía mucho por los demás", concluyó el hijo de la víctima.

Por: Agenciafe/Rosario 12 /

Cuando pasaron tres años y casi dos meses del brutal crimen de Mercedes Delgado, la militante social de barrio Ludueña que quedó en medio de un tiroteo entre bandas, su homicida, Héctor Daniel Riquelme, fue condenado a 16 años de prisión. "Estamos contentos con el fallo, aunque nosotros pedíamos 20 años, pero esta semana sabremos los motivos que tuvo el juez José Luis Mascali para dar esa pena. Creemos que tuvo las pruebas suficientes para hacerlo, como venimos diciendo desde hace tantos años de lucha. En el acampe de diciembre dejamos claro que el asesino mató a una mujer que hacía mucho por su sociedad", sostuvo Juan Ponce, uno de los hijos de Mecha. Antes del dictado de la resolución del juez de Sentencia Nº 7, la defensa de Riquelme intentó cambiar de magistrado, pero el pedido fue rechazado "por extemporáneo". El año pasado, el mismo juez condenó a tres jóvenes que participaron de la balacera de aquel 8 de enero de 2013, que terminó con la muerte de Mecha. Riquelme fue quien "siguió tirando" y le dio a Mecha, según indican varios testigos en el expediente judicial. Mañana, a las 9.30 habrá una movilización en Tribunales para dar a conocer la sentencia y los fundamentos a quienes acompañaron la lucha, bajo el lema "Esta Justicia nos hace ruido".

"Si bien estábamos esperando la resolución para este mes, nos sorprendió el viernes pasado, y tuvimos muchas sensaciones encontradas. Recién hablé con las compañeras de mi madre, del comedor San Cayetano, para contarles la novedad", reveló Ponce a este diario. Al analizar solo la pena, ya que recién hoy tendrán acceso a los fundamentos, el hijo de la víctima señaló que "es una condena buena a lo que se viene dando en otros casos. Mucho de este resultado fue logrado desde la calle, sobre todo que Mecha sea reconocida por gente que no sabía que ella existía y cuál era su trabajo, su esfuerzo".

Al mismo tiempo, Juan se manifestó agradecido con los abogados del Centro de Asistencia Judicial, Ricardo Lamas, Virginia Llaudet y Adriana Lucero, quienes "hicieron la lucha puertas adentro del Tribunal", como querellantes en la causa. "Ellos me abrieron la puerta. Trabajaban desde adentro y nosotros desde afuera, hemos hecho de todo para encontrar esta justicia que llegó. La persona a la que se mató era muy importante para esta sociedad", insistió Ponce.

Desde el CAJ se manifestó satisfacción con la resolución, ya que se probó que Riquelme tuvo una intención homicida al disparar el arma. Desde hoy evaluarán los pasos a seguir tras la lectura de los argumentos del fallo.

El reclamo de justicia comenzó a ver resultados el año pasado, cuando Mascali condenó, en octubre, a tres jóvenes implicados en el tiroteo de barrio Ludueña, para quienes dictó penas de entre 5 y 7 años de cárcel, por los delitos de "tentativa de homicidio y portación de armas". Uno de esos acusados es hijo de Riquelme. En ese momento, los seis hijos de Mercedes entendieron que no podía caber otra cosa que una condena para el acusado de darle muerte a su madre.

Tras el hecho, Riquelme -de 49 años- estuvo prófugo 20 meses y finalmente fue detenido en septiembre de 2014, por personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), en Santa Fe. Tres meses después, la jueza Irma Patricia Bilotta lo procesó y mandó a juicio, por encontrarlo probable autor material de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", contra la cocinera que alimentaba a unos 400 niños en el Centro Comunitario San Cayetano; y por la "tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y la participación de un menor de edad (su hijo)" contra los integrantes de la banda con la que se disputaban territorio.

Según el expediente, al imputado se lo acusó de que "encontrándose en su domicilio de calle Bielsa 6049, junto con otras personas entre las cuales se hallaba un menor de edad, realizó disparos de arma de fuego contra David Ferriol, Ramón y Jonatan Piedrabuena (los condenados en el otro expediente), quienes se encontraban en la esquina de Garzón y Bielsa, todo con el propósito de darles muerte; cuando uno de los disparos impactó en el cuerpo de Delgado, quien caminaba por calle Bielsa al 6100".

Entre las testimoniales más estremecedoras, una mujer relató en la Justicia que desde adentro de su casa empezó a escuchar tiros. "Salí para ver dónde estaba mi hijo, que siempre sabe estar en la puerta de mi casa con los hijos de Mercedes. Empecé a llamarlo, y él me gritó desde adentro de mi casa, porque estaba en la pieza y yo no me había dado cuenta. En eso, la veo a Mercedes que venía caminando (buscando a su hijo, porque escuchó los disparos) y le grité que venga a casa, que se apure, que corra, y ella me miró sonriente, cuando siento dos tiros y veo a Mercedes que gira y se cae sobre la puerta de la casa lindera a la mía".

Se realizó en la Catedral de Buenos Aires el tradicional Tedeum del 25 de Mayo