RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mié, 20 de mar de 2019
17ºC / 50%
RECIBIR NEWSLETTER

Deportes 20.01.2016

NACHO SCOCCO VOLVIÓ MUY AFILADO Y CON UN GOL EN EL AMISTOSO DE NEWELLS

El vaso medio lleno fue la goleada leprosa del alternativo ante Aldosivi. Scocco reapareció con todo y abrió el camino del 4 a 1. Gran partido del pibe Emiliano Franco.

Por: Agenciafe/La Capital /

 Newell’s disputó ayer por la mañana dos amistosos ante Aldosivi en el predio de Villa Marista y entregó dos imágenes contrapuestas, antagónicas y con diferencias marcadas entre los dos equipos que plantó Lucas Bernardi.

  Los resultados en estos ensayos son relativos, pero en este caso graficaron con claridad el funcionamiento dispar de ambas alineaciones. Porque primero se vio el vaso medio vacio en la derrota 2 a 0 del conjunto integrado por mayoría de titulares, ya que la producción colectiva fue floja y Maxi Rodríguez dejó la cancha de manera prematura por una contractura "leve” (ver aparte). Pero después se vio lo mejor, el vaso medio lleno, ya que en el segundo encuentro la grata noticia fue la vuelta al ruedo de Ignacio Scocco, que hizo un gol y estuvo muy activo, en el 4 a 1 que enhebró la Lepra ante el Tiburón supuestamente suplente.
  En el segundo compromiso estuvo lo más interesante que mostró Newell’s en la mañana de ayer. Para empezar hay que destacar que Nacho Scocco sumó los primeros minutos de fútbol de la pretemporada y enseguida movió la red. No había jugado el fin de semana pasado ante Olimpo para acrecentar su estado físico. Y al minuto, en la primera pelota que recibió adentro del área, sacó un latigazo seco, al primer palo, que venció la resistencia del arquero local y abrió el camino de la goleada.
  Newell’s necesita recuperar a su goleador y ayer Nacho dijo presente, no sólo por el gol y la movilidad que tuvo en los 60 minutos que jugó, sino porque estuvo participativo en el circuito ofensivo, retrocedió para triangular y probó varias veces de media distancia.
  Pero esto no fue lo único bueno que mostró Newell’s en el segundo ensayo que duró 80 minutos. En el arco estuvo Sebastián D’Angelo (31’ Pocrnjic), que respondió con solvencia en los centros y los tiros desde afuera. La última línea integrada por Franco Escobar, Sebastián Domínguez, Lisandro Martínez (muy sólido en cada corte) y Milton Valenzuela no se desordenó nunca y se plantó cerca de la mitad de la cancha.
  En el medio Raúl Villalba (a los 70’ el Mudo salió extenuado y entró Jalil Elías) marcó y jugó en buena forma. El pibe Braian Rivero (41’ Yoel Arriola) aportó disciplina táctica. Y una de las figuras de la cancha fue el juvenil Emiliano Franco, un volante de tranco sostenido, buen manejo de pelota y llegada a las dos áreas. No hay dudas de que el hijo de Darío es una de las revelaciones de la pretemporada. Si mantiene la intensidad y el criterio con que jugó los amistosos no tardará en ser una alternativa cierta para cuando llegue la competencia oficial.
  Arriba estuvieron Mauricio Tevez, Nacho Scocco (a los 60’ lo reemplazó Ignacio Huguenet) y Lucas Mugni, este último también muy participativo, encarador y autor de un golazo de emboquillada desde 35 metros que sirvió para poner el 2 a 0.
  En base a triangulación y rotación Newell’s llevó siempre las riendas del partido y superó con claridad a Aldosivi. El descuento del Tiburón llegó en un ataque aislado por obra de Neri Bandiera.
  En el complemento Tevez apiló a varios rivales y lo derribaron dentro del área, el juez sancionó penal ante las protestas de los marplatenses y el propio Apachito desde los doce pasos anotó el tercero rojinegro.
  Y sobre el final Franco armó una gran jugada y habilitó a Ignacio Huguenet, que clavó el 4-1 que cerró el amistoso.
  Newell’s ayer estuvo afilado en el segundo ensayo y ahí se puede encontrar el punto positivo de la mañana. Nacho está volviendo a ser Nacho, Franco es un pibe que promete mucho, Seba Domínguez está sólido atrás y Lucas Mugni viene acelerando en cuanto a juego. Este es el vaso medio lleno.

Ahora la idea es ir a la carga por un volante central

Newell’s sigue buscando refuerzos y son tiempos de definiciones. Ahora todo está enfocado en buscar a un volante central que sea una alternativa para Raúl Villalba y Diego Mateo, “tanto para utilizarlo ahora como también para lo que será el futuro del equipo en el corto plazo”, según admitió una fuente del Parque. El presidente Jorge Riccobelli llegó ayer a Mar del Plata para charlar del tema con el DT Bernardi y el mánager Roberto Sensini, con el objetivo de definir el nombre a buscar e ir a la carga. Los apellidos son los del chileno Esteban Pavez (Colo Colo) y Adrián Calello (Quilmes), pero entre los apuntados hay un colombiano cuyo nombre aún no se filtró. Además, la chance de repatriar a Juan Manuel Insaurralde es cada vez más compleja. El delantero chileno Sebastián Ubilla (Universidad de Chile) también sigue en carpeta. 
En otro orden, ayer por la tarde el cuerpo técnico de Newell’s y los periodistas rosarinos que están cubriendo la pretemporada jugaron un picado y se impusieron Lucas Bernardi y sus colaboradores con amplitud. El único gol de los cronistas lo marcó Hernán Cabrera. Lo mejor fue la picada del final.

Flojo y con Maxi out

El primer amistoso de la mañana, en el que jugaron supuestamente mayoría de titulares, fue derrota leprosa 2 a 0 ante Aldosivi, tras 80 minutos de acción. A nivel individual y colectivo el funcionamiento estuvo por debajo de las expectativas, siempre teniendo en cuenta que se trata de partidos preparatorios en el que los jugadores recién están saliendo de la dura exigencia física de la pretemporada. Lo más saliente fue que Maxi Rodríguez tuvo que salir a los 20 minutos de juego por una molestia en el aductor derecho y que hicieron fútbol los laterales recién llegados Luis Advíncula y Emanuel Insúa.
  El equipo arrancó con Ezequiel Unsain (55’ D’Angelo); Jalil Elías (41’ Emanuel Insúa), Marcos Cáceres, Tiago Ruiz Díaz y Luis Advíncula; Denis Rodríguez, Diego Mateo (75’ Jalil Elías), Mauro Formica (62’ Braian Rivero); Daniel Mancini (74’ Yoel Arriola), Lucas Boyé y Maxi Rodríguez (20’ Joaquín Torres).
  En el arranque cuando el partido se estaba armando llegó una pelota envenenada al corazón del área leprosa y se arrojó hacia adelante para desviar el balón el volante Hernán Lamberti, que puso en ventaja a los marplatenses. Newell’s no le encontraba la vuelta al partido, estaba errático, no progresaba por los laterales y Lucas Boyé quedaba siempre de espaldas al arco rival, algo que hacía caer al rojinegro sistemáticamente en la mandíbula defensiva del Tiburón. Un par de remates de los Rodríguez, Denis y Maxi, sacudieron la modorra.
  Advíncula, que tuvo su presentación con la camiseta leprosa, jugó la primera etapa de lateral por izquierda y le costó horrores hacer pie con la pierna cambiada. No pudo desbordar y dejó bien claro que va fuerte a disputar todas las pelotas divididas. En el segundo tiempo fue a la derecha y allí estuvo más cómodo. Fueron sus primeros minutos y deberá ir conociendo a sus compañeros para aportarle soluciones al equipo. Incluso en la etapa inicial el peruano quiso despejar de cabeza un córner a favor de Aldosivi y la pelota dio en el travesaño de Unsain.
  A los 20 minutos de juego Maxi intentó superar con una gambeta el achique de Pablo Campodónico y chocó con el arquero. Ahí la Fiera sintió una molestia en el aductor derecho, por lo que fue suplantado de inmediato. Enseguida el cuerpo médico aclaró que se trató de una "contractura leve y salió por precaución”. Es más, la Fiera dio un par de vueltas a la cancha trotando para aflojar la zona.
  En la segunda etapa ingresó Emanuel Insúa al lateral izquierdo y Advíncula se cruzó a la derecha. El Pocho intentó proyectarse y se mostró activo para desdoblarse en ataque y defensa. Igual fueron sus primeros minutos y deberá adaptarse a sus compañeros y a la idea del entrenador.
  Aldosivi no tardó en estirar la diferencia. Una pérdida de pelota inesperada en el ataque de Newell’s derivó en una contra letal que capitalizó al máximo Sebastián Penco para poner al Tiburón 2 a 0 arriba.
  La Lepra seguía insistiendo con la idea de juntar pases, pero las imprecisiones no le daban tregua. La pelota no iba al destino que debía y Aldosivi con dos goles de ventaja no necesitaba arriesgar demasiado, por lo que se abroquelaba firme en el medio.
  Ni Denis Rodríguez ni el Gato Formica fueron la manija y así la pelota andaba de un lado para el otro sin dueño sostenido. El viernes Newell’s afrontará el tercer amistoso ante San Martín de San Juan y luego volverá a Rosario. 

Colón goleó a Deportivo Municipal y recuperó la sonrisa