RESUMEN DE MEDIOS DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
Santa Fe, Mar, 23 de abr de 2019
16ºC / 57%
RECIBIR NEWSLETTER

Politica 09.01.2016

NACIONALES

Massa y Urtubey, juntos en Pinamar para formar "el peronismo del siglo XXI"

Los dirigentes comparten una cena en la que debaten su rol como oposición y el futuro del peronismo: buscan tomar la delantera en la reorganización del movimiento, desplazando al kirchnerismo y La Cámpora. El gran ausente es Daniel Scioli.

Por: Infobae /

 El plan comenzó a elucubrarse a mediados de diciembre pasado y se filtró –sobre el epílogo de 2015- con una frase enigmática: "En breve vamos a tener una foto fuerte que va a hacer ruido".

La promesa se materializó esta noche en Pinamar, con una imagen que es toda una señal para la interna del Partido Justicialista (PJ): Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Diego Bossio comparten un asado (las brasas aún arden y se espera una larga sobremesa) que sirve para fortalecerse como opción opositora y marcarle el territorio a los sectores más duros del kirchnerismo y La Cámpora.

El cónclave comenzó a las 21.30 en el country La Herradura, uno de los más exclusivos de Pinamar, con el líder del Frente Renovador como anfitrión y varios invitados especiales: además del gobernador de Salta y el ex titular de Anses (actual diputado nacional), participan Felipe Solá, Graciela Camaño, Carlos Caserio (líder del PJ cordobés, enviado por el ex gobernador de Córdoba José De la Sota), Héctor Daer (diputado nacional), Alejandro Grandinetti (diputado nacional) Germán di Césare (intendente de Miramar), y Carlos Selva (diputado, ex intendente de Mercedes).

El objetivo del encuentro es "impulsar un peronismo renovado y fresco, con capacidad de gestión e ideas innovadoras", según resumieron a Infobae desde el massismo. "Queremos construir el peronismo del siglo XXI: moderno, plural, con una mirada abierta a sectores progresistas".

La idea es "proponer una reforma política y renovación de dirigentes" para que la sociedad observe que se busca trazar "un camino al futuro que no tiene lugar para volver al pasado".

En resumen, con la foto de Massa, Urtubey y Bossio se apunta a mostrar una imagen que refleje fortaleza con miras a la renovación de un peronismo que -entienden- debe despegarse definitivamente del kirchnerismo. Uno de los organizadores le remarcó esta noche a Infobae que lo que se busca es "dejar en claro que representamos lo contrario a 'La Cámpora'".


El objetivo del encuentro es "impulsar un peronismo renovado y fresco, con capacidad de gestión e ideas innovadoras"

Esta noche también se debate sobre cómo ponerle límites al Gobierno nacional: la estrategia apunta a "oponerse con propuestas". Y luego "coordinar en el Parlamento un trabajo que nos de la posibilidad de acentuar conquistas de la sociedad e impulsar la eliminación del Impuesto a las Ganancias, la implementación del 82% móvil y la modificación de la coparticipación federal.

A la causa se sumó también José Manuel de la Sota, que no pudo viajar a Pinamar pero envió como emisario a Carlos Caserio, titular del Partido Justicialista cordobés, quien llegó al asado con un mandato contundente que fue planteado de entrada: "Hay que refundar el peronismo, pero no puede hacerlo el kirchnerismo".

Los dirigentes que participan de la cena coinciden con el planteo cordobés de que la actual conducción partidaria no puede liderar la renovación del PJ, porque "lo condujeron a la derrota" y están severamente comprometidos en causas judiciales que investigan hechos de corrupción.

El delasotismo propone conformar "una comisión normalizadora" integrada por representantes de todos los sectores ("dirigentes de centro, de ala derecha e izquierda"), para que "en un plazo de 6 meses" elabore una "reforma de la carta orgánica y del método de selección de sus candidatos". Y convoque a "comicios para marzo del año próximo".

Los miran de reojo

La cumbre opositora tiene un gran ausente: Daniel Scioli, quien prefirió mantenerse al margen e incluso optó por no hacer ninguna declaración al respecto. De entrada hubo alguna esperanza sobre su presencia, pero la expectativa se diluyó rápidamente.

La relación entre Massa y Scioli se quebró y de momento no hay señales que inviten a pensar que pueda recomponerse a corto plazo: el referente del Frente Renovador incluso salió a chicanearlo luego de que allegados al ex Gobernador bonaerense anunciaran que había decidido no concurrir al asado en Pinamar. "No viene porque no lo deja Cristina", azuzó el ex intendente de Tigre a través de los medios.

La negativa de Scioli no fue la única: el cónclave generó un gran disgusto en muchos intendentes bonaerenses que rechazaron la invitación y no dudaron en salir a expresar rápidamente su malestar. De todos modos, Massa, Urtubey y Bossio pusieron primera y ya dieron el primer golpe en una pelea que promete ser feroz...

En su bendición de Pascua, Francisco pide "medidas concretas" para resolver la crisis en Venezuela